Cuando unos peces rescataron la Eucaristía de un río

El milagro eucarístico de los Peces de Alboraya

Los católicos creemos firmemente que Jesús está realmente presente con todo su cuerpo, sangre, alma y divinidad en la Santa Eucaristía. Y parece que a Dios también le gusta que el resto de su creación conozca de este maravilloso milagro. ¡Hasta los peces!

El día de julio de 1348 estaba tormentoso en Alboraya, po­blado de la región de Valencia (Espa­ña). Numerosos relámpagos, segui­dos de truenos aterradores, acen­tuaban el peligro del fuerte aguace­ro. Ahí estaba sentado junto a la ventana, el pá­rroco, que preparaba el sermón de la misa dominical, confiado en que la incle­mencia del tiempo lo libraría de inte­rrupciones. Pero no fue así y la interrupción se convirtió en lo que luego se llamó el mlagro eucarístico de “Dels Peixets”.
EL CURA ES LLAMADO A DAR LA COMUNIÓN A UN MORIBUNDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Aprendiendo y enseñando a cumplir todo lo que ÉL nos ha mandado

¿Comprendes lo que estás leyendo? ¿Cómo lo voy a entender si nadie me lo explica?

AMOR Y MISERICORDIA

El amor es querer el bien para alguien. La misericordia es la capacidad de sentir compasión por los que sufren y brindarles apoyo. La palabra misericordia proviene del latín “misere” que significa “miseria, necesidad”; cor, cordis que indica “corazón” y “ia” que expresa “hacia los demás”

Unpasoaldia.com

Un camino de Fe

Reinado de los Tres Sagrados Corazones de Jesús, María y José

El Triunfo del Inmaculado Corazón de María está señalado especialmente por la efusión del Espíritu Santo, para hacer amar a Jesús Sacramentado, trayendo una Era de Paz, que depurará el sacerdocio de las impurezas que lo han deshonrado y lo restaurará con el brillo de la santidad de Jesucristo, sumo y eterno Sacerdote.

Bíblia Católica News

Un camino de Fe

A %d blogueros les gusta esto: