La fe que creo es la misma fe con la que oro… «Descendió a los infiernos»

En la hora en que Cristo resucita,
clama Miguel, el poderoso príncipe:
«¿Quién como tú, mi Dios, Jesús humilde?
Al pecado de los hombres descendiste
…y hoy el Padre te signa y te bendice.»