Devocionario de la Santa Faz de Jesús

Flecha de Oro de Sor María de San Pedro
Nuestro Señor le dijo: “Esta flecha de oro punzará Mi Corazón deleitosamente, y sanarán las
heridas causadas por las blasfemias

“Que el más santo, más sagrado, más adorable, más incomprensible e inefable Nombre de Jesús
sea por siempre alabado, bendecido, amado, adorado y glorificado, en el Cielo, en la tierra y bajo
la tierra, por todas las criaturas de Dios, así como el Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo
en el Santísimo Sacramento del Altar. Amén”


Promesas de Jesús a los devotos de su Santo Rostro Reveladas a Sor María de San Pedro, carmelita de Tours.

JESÚS: “QUIERO QUE MI ROSTRO SEA HONRADO DE UN MODO PARTICULAR EL MARTES.” BEATA SOR MARÍA PIERINA DE MICHELI A QUIEN LE FUE REVELADA LA MEDALLA DE LA SANTA FAZ – INFANTEM MARIAE
  1. Les concederé una contrición tan perfecta que sus pecados se cambiarán a Mi vista en joyas de
    oro precioso. Según el cuidado que tengan de reparar mi Rostro desfigurado por los blasfemos, el
    mismo tendré Yo del suyo que ha sido desfigurado por el pecado, transformándole en tan
    hermoso como si acabase de salir de las aguas del Bautismo.
  2. Ninguna de esas personas será jamás separada de Mí.
  3. Ofreciendo Mi Rostro a Mi Padre, apaciguarán Su enojo y
    comprarán con moneda celestial el perdón para los pecadores.
    Por esta ofrenda, nada les será negado.
  4. Abogaré ante Mi Padre para conceder todas las peticiones que
    me presenten. Por Mi santo Rostro harán prodigios.
  5. Los iluminaré con Mi Luz. Los consumiré con Mi Amor y los
    haré fructíferos de buenas obras.
  6. Ellos llorarán, como la piadosa Verónica, por Mi adorable
    Rostro ultrajado por el pecado, y yo imprimiré Mis divinas
    facciones en sus almas.
  7. Por resemblanza de Mi Rostro, brillarán más que otros en la vida eterna y el brillo de Mi Rostro
    les llenará de alegría.
  8. Todos los que defiendan esta causa de reparación, por palabras, por oraciones o por escrito,
    recibirán defensa también en sus causas delante de Dios Padre a la hora de la muerte. Yo enjugaré
    la faz de sus almas, limpiando las manchas del pecado y devolviéndoles su primitiva hermosura.

Oración I


Oh Señor Jesucristo, al presentarnos ante Tu adorable Rostro para pedirte a Ti las gracias que más
necesitamos, Te rogamos, por sobre todo, nos concedas la disposición interior para nunca dejar de
hacer en ningún momento lo que Tu requieres de nosotros con Tus santos mandamientos y
divinas inspiraciones. Amén.


Oh Bondadoso Jesús, que has dicho “Pide y recibirás, busca y encontrarás, golpea y se abrirá para
ti,” concédenos, Oh Señor, esa fe que lo obtiene todo o provéenos de lo que carecemos;
concédenos, a través del puro efecto de Tu caridad y por Tu gloria eterna, las gracias que
necesitamos y las que buscamos en Tu infinita misericordia. Amén.
Sé misericordioso con nosotros, Oh mi Dios y no rechaces nuestras oraciones, cuando en medio de
nuestras aflicciones, rogamos a Tu Santo Nombre y buscamos con amor y confianza Tu adorable
Rostro. Amén.


Oh Todopoderoso y Eterno Dios, mira el Rostro de Tu Hijo Jesús. Te lo presentamos a Ti con
confianza, para implorar Tu perdón. El Defensor Misericordioso abre la boca para pedir por
nuestra causa; escucha su llanto, observa sus lágrimas, Oh Dios, y a través de sus infinitos méritos
escúchalo a Él cuando intercede por nosotros pobres pecadores miserables. Amén.


Adorable Rostro de mi Jesús, mi único amor, mi luz y mi vida, permíteme conocerte, amarte y
servirte sólo a Ti, que yo pueda vivir Contigo, de Ti, a través de Ti y para Ti. Amén.


Eterno Padre, a Ti te ofrezco el adorable Rostro de Tu Amado Hijo por el honor y la gloria de Tu
Nombre, por la conversión de los pecadores y por la salvación de los moribundos.
Oh Divino Jesús, a través de Tu Rostro y Nombre, sálvanos. ¡Nuestra
esperanza está en la virtud de Tu Santo Nombre!

Como ovejas sin Pastor: LA SANTA FAZ DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO: "Yo impr...

Oración


¡Oh! amabilísimo Jesús, que quisiste sufrir tanto en Tu Santo Rostro, por nuestro amor, vuélvenos
a mirar benignamente e imprime en nuestros corazones Tu divina semblanza, para que nuestra
alegría sea sufrir por Ti.
Gloria al Padre…


¡Oh! dulcísimo Jesús, que en Tu Rostro divino has sido golpeado, maltratado, humillado por
nuestro amor, haz que el desprecio y la humillación sean nuestra porción predilecta.
Gloria al Padre…

¡Oh! manso Jesús, que en Tu Divino Rostro sudaste sangre por nuestro amor, concédenos la gracia
de sufrir por tu amor y así volver a ser mirados por Ti.
Gloria al Padre…

¡Oh! Santo Rostro de Jesús, mientras esperamos el feliz día de poderte contemplar en la gloria del
Paraíso, queremos procurarte tanta gloria y deleitar Tu mirada divina.
Tu mirada velada sea nuestro paraíso aquí en la tierra, las lágrimas que lo velan las recogeremos
para salvar tantas almas e inflamar los corazones con Tu amor. Amén.

El Santo Rostro de Jesús .Imagen tomada del sudario de Turin por Ray Downing

Consagración a la Santa Faz

¡Oh Faz amabilísima de Jesús!; Aquí vengo, atraído por tu
dulce mirada, que como divino imán, arrebata mi corazón aunque pobre y pecador!
¡Oh Jesús!, quisiera enjugar tu adorable Faz y consolarte de las injurias y olvido de los pecadores.
¡Oh Rostro hermosísimo!, las lágrimas que brotan de tus ojos me parecen diamantes, que quiero recoger para comprar con ellos las almas de mis hermanos.

¡Oh amado Jesús!, si yo tuviera el amor de todos los corazones, todo sería para Ti.
Envía, Señor, almas, sobre todo almas de apóstoles y de mártires para abrasar en tu amor a la multitud de los desgraciados pecadores.
¡Oh adorable Jesús!, mientras aguardo el día eterno en que contemplaré tu gloria infinita, mi único deseo es venerar tu Faz santísima, a la cual consagro desde ahora para siempre mi alma con sus potencias y mi cuerpo con sus sentidos.
¡Oh mi Jesús!, haz que tu Rostro lastimado sea aquí abajo mi encanto y mi cielo.

Oración II

Te adoro, oh Jesús mío, hijo de Dios vivo y de María Virgen, que por mi amor diste la vida en el ara de la cruz. A ti me
consagro con todo mi corazón, suplicando humildemente que te dignes imprimir en mi alma la imagen de tu Rostro adorable.
¡Oh Padre Eterno! Mira la Faz de tu Cristo y por sus méritos infinitos concédeme un ardiente deseo de reparar las injurias hechas a tu Divina Majestad y la gracia que deseo obtener en esta novena. Así sea.

Oración de la noche

Oh Dios omnipotente y misericordioso, concede, te pedimos, que cuantos veneramos la Faz de tu Cristo, desfigurada en la Pasión a causa de nuestros pecados, merezcamos contemplarla eternamente en el resplandor de la gloria celestial. Amén.

Si quieres comunicarte con nosotros o seguir nuestras Redes Alternas, nos encuentras en:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s