Talita Cumi

Creer significa confiar aún ante la evidencia contraria; creer significa tomar los riesgos de ser criticados, creer es actuar, diría el apóstol Santiago. Muchas veces nuestra fe queda sólo a nivel de razón y no de actuación. La verdadera fe es notoria pues expresa, sin lugar a dudas, la confianza y el abandono total en Dios.

Fuente: © Carlos Padilla, Febrero 2010 jesucristo.net

“TALITA CUMI”, ¡LEVANTATE ISRAEL! BARUJ HABA BESHEM ADONAI

La Palabra de Dios, como siempre, guarda significados profundos y espirituales que el Maestro acostumbraba a enseñar por parábolas, y que aun hoy, al ser Palabra viva, nos es abierta por el Espíritu Santo para que comamos el alimento sólido para nuestro espíritu. Una vez más, vamos a adentrarnos en una historia que el Evangelio nos relata, en la que veremos como un hecho histórico de relevancia se convierte, además, en toda una lección para nuestro carácter, y nos abre a su vez otra historia de distinto nivel hermenéutico y a la vez escatológico en la historia del pueblo de Dios de los dos Testamentos, para Israel y para la Iglesia.

Jesús nos muestra la verdadera forma de ver a las personas, mas allá de la Ley, a través de la misericordia y del amor de Dios, lo cual Jairo pronto aprendería por experimentar cómo el Mesías, el Hijo de Dios, no hacía acepción de personas siempre que tuviesen fe, como fue el caso de la mujer que tocó el borde de su manto.

La mujer enferma es símbolo del pueblo, de la nación que no se relaciona con la sinagoga, como puede ser hoy con la iglesia, por estar estigmatizada por ellos como si no tuviesen oportunidad de recibir la gracia de Dios. La mujer es también cualquier alma enferma espiritualmente, que en este Texto es comparada a una mujer que no ovula bien, que no le es permitida la reproducción, dicho bajo la visión espiritual podemos entender que no le es permitido el nacimiento de nuevo de su espíritu, hasta que reciba la fe que cambia su mente y su corazón que habían estado muertos al amor de Dios en su vida, y que la fe y el arrepentimiento hacen que reciba de Jesús sanidad, atraída por Su misericordia y verdad por haber oído a Jesús a quien recibe en su corazón.

Cristo sana a las dos mujeres, una recupera su salud reproductiva y la niña resucita por la fe y podrá tener hijos. En los dos casos, y bajo la visión espiritual, para dar hijos del Espíritu. Las dos son también la misma religión entendida desde dos puntos de vista, y también son la misma alma de un pueblo muerto al Espíritu de Dios, endurecido en su tradición, como tantos pueblos hoy, donde la mujer es el cuerpo, Israel o cualquier nación, la hija es el alma de ese pueblo, su sinagoga, su Iglesia, y Jairo es la doctrina y el espíritu que finalmente se rinde al Señor en Su venida, cayendo a Sus pies y dejando la vieja levadura de la tradición. Como dice Jesús a los fariseos y escribas: …Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento para guardar vuestra tradición… Marcos 7:9.

Jairo es un santo de los religiosos que representa al judaísmo y su religión, la religión de Dios en el Antiguo Testamento, La Torá. La hija de Jairo es la Ley de Moisés, su proyecto de religión que muere en su tradición al llegar Jesucristo, porque quien salva es el Mesías a través del nuevo pacto en Su Sangre. La niña, la hija de Jairo, resucita cuando su padre reconoce que Yehshua es el Mesías.

La fe que vemos en Jairo es símbolo de la fe que tiene todo aquél que cree en el Hijo de Dios, en su poder para sanar pero también en que Él es el Mesías, aunque algunos puedan dudar de esto y pensar que Jairo solo buscaba la sanidad de Jesucristo para su hija como la de cualquiera que pudiera sanar. En el simbolismo del siguiente texto veremos cómo irrumpe la mujer con flujo de sangre que representa también a este hombre. La carne de Jairo, el alma de Jairo y el espíritu de Jairo. Un historia paralela a la de Lázaro, Marta y María.

La mujer arrebata la bendición de Dios, viene a Cristo y obtiene la bendición antes que Jairo para su hija. Esta situación debió ser una prueba de fe y paciencia para un hombre de Dios como Jairo que veía cómo la vida de su hija, que dependía del Maestro, tenía que esperar por una mujer del pueblo que era inmunda, que no era comparable a la hija de un principal de la sinagoga. El Señor le estaba rompiendo a Jairo todos los esquemas, aunque ya Jairo había venido a Jesús en humildad y postración, hubiera sido de esperar que su hija, una niña, y además hija de un hombre rabino del pueblo hubiera tenido prioridad. Sin embargo Jesús se para, se retrasa, se dedica a tratar a la mujer con el tiempo y el afecto que merecía mostrando su compasión, piedad y misericordia por ella a la que bendice con el amor de Dios y la salvación, abierta a toda alma en todo tiempo, por la fe.

Ministerio Talita Cumi Internacional, INC. - Community | Facebook

Solo podemos imaginar el gozo de Jairo y su mujer por volver a tener a su única hija viva, sana y salva. El Señor había hecho realmente un milagro relevante que haría que su familia fuese recordada durante la historia. Sin duda sería un hombre de fe, que el Señor había hecho crecer en la fe a través del sufrimiento de la pérdida de su hija amada, de su única hija, para que comprendiera hasta qué punto el Señor ama a Su pueblo, y espera que nosotros amemos a nuestros hermanos/as. Jairo, en su calidad de principal de la sinagoga, ya nunca más trataría a su prójimo al nivel que lo hacía antes de esta experiencia transformadora, sino que todos verían en él a un nuevo hombre, con un corazón nuevo, lleno de misericordia y de piedad, a un verdadero rabino de Israel que ha creído en Yahshua, el verdadero Mesías, el Hijo del Dios de Israel y de la humanidad.

Israel es la niña de doce años, la única hija de su padre, símbolo del Señor y la Iglesia, el Israel de Dios, el único pueblo que tiene Dios, formado por Judíos y Gentiles nacidos de nuevo, el cual está muerto si no tiene a Cristo. El pueblo de Dios, si no llega a recibir la maduración espiritual que es Cristo no puede hacerse una mujer, la esposa, la Iglesia que al madurar puede concebir hijos de espíritu, lo cual la Iglesia si puede por el Evangelio que es la semilla de Dios en nuestro corazón.

En efecto cada uno de nosotros somos la niña, nuestra alma, la cual sí vive por su propio juicio y su propia interpretación particular de la Biblia y de la vida, muere, a la que Jesús dice “talita cumi” para que nos levantemos de la oscuridad de nuestra mente individualista y nos alumbre la luz del amor de Cristo como a Jairo, pues esto significa su nombre (Jairo: Aquel a quien Dios alumbra, o iluminado por Dios), pues somos templos del Espíritu Santo, cada uno en particular, además de estando dos o tres reunidos en Su nombre o con toda la congregación, iglesia o sinagoga mesiánica, o con todas las congregaciones en grandes eventos de adoración y evangelismo, tanto Cristianos como Judíos Mesiánicos.

Quede pues en la memoria del famoso “talita cumi” su consecuencia: …Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: “Baruj Haba Beshem Adonai” Bendito el que viene en el nombre del Señor. Mateo 23:39.

Vivir en Nazaret: 2010-08-29

Talita Cumi

poema de Alguien más

Talita Cumi
Niña levántate
Dos simples palabras, donde no hay simbología
La ternura y el valor de la vida
Sin signos,
ni un lienzo
ni una pared,
¡de todo lo que puede ser cuidado!
Levántate, aún vienen tiempos mejores
Ninguna de pueblos , ni de sociedades
Solo tardes de paz
Con muchas ,agradecidas, amanecidas
Levántate, no te aflijas,
si ellos les llaman utopías
Otros le dicen fantasías
Al Igual que sus tatuajes
Sueños falsos,
fruto de sus resignaciones
producto de sus frustraciones
Levante, niña, la verdad, se llama la vida
Nuestra vida
Lo que se dice, la vida mía
En ella no hay historia, solo recuerdos
No hay nada que obedecer,
Agradecer es otro modo de ser
Su poder no tiene pueblos
Solo almas y corazones
¡Niña levántate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s