Jesús revela a un Alma Víctima el significado de sus padecimientos

Este es el camino angosto donde hay privaciones, sacrificios, tentaciones, muchas batallas y es así la única forma de ganarte el cielo.

Jesús

Querida hija mía

“He venido aquí junto a mi Madre, para consolarte, darte amor y que nunca te sientas sola. Lo primero que quiero que sepas es que sin sufrimiento no hay paraíso. Estar junto a mi conlleva muchos sacrificios. Yo fui crucificado en un madero, blasfemado, golpeado, escupido y sufrí los pecados de toda la humanidad desde el Getsemaní hasta mi Crucifixión.

Este es el camino angosto donde hay privaciones, sacrificios, tentaciones, muchas batallas y es así la única forma de ganarte el cielo.

He venido junto a mi Madre para explicarte quién eres y cuál es la misión por la cual fuiste elegida desde antes que nacieras. Sabemos tú dolor, tú frustración, tus fuertes sufrimientos, conozco cuánto sufres por no poder estar junto a mi como quisieras.

Conozco exactamente cada parte de tu corazón. Muchas son las almas que se están perdiendo, si pudieras verlo con tus propios ojos caerías horrorizada ante tanto dolor e impresión. ( Quiero mostrártelo y luego sigues escribiendo) …esas son las almas que van a la condenación eterna. Caen eternamente en el fuego abrazador y alejados de mí para siempre.

Tu sufrimiento continuo, no solo en las misas , que son mi calvario, son un PARARALLO de salvación de almas. En un mundo donde está cegado por el dragón y que aunque no sepan lo que hacen, al momento del Juicio, debo ser un JUSTO JUEZ. Sabes cuánto sufro por ello? No podrías humanamente imaginarte mi gran dolor.

Hoy he venido a que entiendas quién eres y que tu labor o misión nunca humanamente la alcanzarás a imaginar sino solo hasta que te llame a Juicio y puedas ver el número de almas que con tu sufrimiento salvaste de la condenación eterna y el número de almas que sacaste del Purgatorio.

Yo me inmolo en ti, vivo en ti en amor y en sufrimiento. Porque estar a mi lado no es solo sentir mi amor y el gozo de mi amor, sino también el gran sufrimiento que viví desde el huerto de Getsemaní. Ofrece todo, tus sufrimientos; ofrecidos son BÁLSAMO para mi corazón lacerado.

Acepta tu misión con AMOR porque serás recompensada grandemente el día de tu juicio y solo ese día mi pequeña flor entenderás el gran privilegio que te he otorgado que en la tierra , valle de lagrimas lo ves como una terrible crucifixión. Gracias por consolarme, gracias por tu gran amor por mi y las almas. Conozco tu deseo de estar conmigo cada día y el no poder hacerlo hace parte de tus ofrecimientos para mi y las almas.

Te daré días felices donde sentirás ese gran AMOR QUE SIENTO POR TI. Pero cuánto venga la aflicción, lee estas palabras que en presencia de mi Madre amadísima quien mucho TE AMA he venido a decirte: AMA y SUFRE con amor. Da la batalla!

Junto a mi todo lo podrás lograr. Todo lo que he permitido que sientas, y veas es una gran gracia. Escribe todas tus vivencias, no dejes de escribir. Un día se publicarán en un mundo donde reina la oscuridad. Nunca dudes de mi amor. Ánimo mi dulce y bella flor. Te doy mi bendición

Te ama eternamente

Jesús

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s