El Ayuno de Daniel: 21 días de batalla Espiritual

En el capítulo de Daniel 1, se expone que el profeta sólo comía frutas, verduras e ingería agua como líquido, renunciando así a todos los demás alimentos. Más adelante en Daniel 10, se explica que tampoco comía carne, pan y dejó de beber vino durante esos 21 días, con sumo esfuerzo.

Facebook

La historia detrás del ayuno de Daniel

A Daniel le tocó vivir uno de los hechos más terribles en la historia de Israel. En el capítulo 1 vemos que el Rey Nabucodonosor tomó posesión de Israel y el pueblo empezó su exilio en Babilonia. Durante este proceso ordenó a que hombres jóvenes, saludables e inteligentes, fueran enviados a su palacio como sirvientes. Daniel fue uno de estos hombres. Durante su servicio Daniel tomó por costumbre ayunar porque no quería ofender a Dios contaminándose con las costumbres de esa tierra pagana.

Existen dos menciones referentes al ayuno en el libro bíblico de Daniel, de las cuales se extrajo el concepto del “ayuno de Daniel”. En el capítulo 1 se describe cómo Daniel y tres de sus amigos deciden alimentarse solo con vegetales y beber exclusivamente agua.

Al final del período de prueba de 10 días en la corte de Babilonia, Daniel y sus amigos tenían una apariencia más saludable que las otras personas que comían los alimentos fastuosos de la mesa real. En el capítulo 10, Daniel hace ayuno de nuevo, absteniéndose de ingerir “alimentos placenteros,” carne y vino.

¿Quien puede hacer el ayuno de Daniel?

La persona que quiera crecer espiritualmente y buscar acercarse más a Dios debe de ayunar con frecuencia. Este ayuno, hecho estrictamente o en moderación, puede ser practicado por cualquier persona.

Durante el ayuno

Todo ayuno consiste en sacrificar algo físico en cambio de algo espiritual. Es sumamente importante que el ayuno tenga un propósito, sea tan general como agradar a Dios o una petición más especifica como el crecimiento espiritual. Aparta tiempo cada día para leer la Biblia, meditar en ella y orar constantemente.

El ayuno de Daniel y tu relación con Dios

1Evita las distracciones. 

Este será un tiempo especial entre tú y Dios, así que elimina de tu rutina los programas mundanos de radio y televisión.

2 Comienza el ayuno enfocándote en tu fe.

 Adora a Dios a través de tus sacrificios, y siempre ámalo más a Él que a los bienes con los que te ha proporcionado.

3 Debes pasar tus días en oración desinteresada por otras personas. 

Mientras realizas el ayuno, debes incrementar la frecuencia con la que oras al menos 3 veces.

4 Aparta un tiempo de tu rutina diaria para estar cerca de Dios 

a través del estudio de su palabra en la Biblia.

5 Busca al Señor en todas tus acciones para encontrar respuesta a tus oraciones.
6 Pídele a Dios que te guíe en todos los aspectos de tu vida.

Parte I

1 Haz progresivamente más ligeras tus comidas en los días previos a comenzar el ayuno de Daniel. 

Es buena idea en especial reducir tu consumo de cafeína (porque es lo que más podrías extrañar si la cortas de un día a otro de tu dieta).

2 En el primer capítulo de Daniel, el profeta comió solo frutos y vegetales por 10 días, sin beber otra cosa que agua. 

Un listado de alimentos aceptables sería:

  • cualquier tipo de fruta y verdura
  • leguminosas
  • granos enteros
  • nueces y semillas
  • tofu
  • hierbas y especias
3 Por el contrario, están los alimentos decididamente fuera del ayuno de Daniel,

que deberás evitar junto con cualquier comida preempacada cuyos ingredientes no conozcas, o productos artificiales de todo tipo.

  • carne de cualquier animal, y otros productos derivados de ella
  • todos los lácteos
  • todos los alimentos rebosantes de aceite frito (papas, por ejemplo)
  • grasas sólidas
4 Lee con cuidado todas las etiquetas. 

Por lo general, los alimentos contienen compuestos artificiales; revisa que todo lo que compres sea compatible con el ayuno de Daniel.

Parte II

1 En el capítulo 10 de Daniel, el profeta se sometió a un ayuno de 10 días. 

Según menciona la biblia, Daniel “no comió alimentos placenteros, ni carne ni vino” durante ese período. Este segundo ayuno es en términos generales igual al primero, salvo por la mención específica de tres alimentos a evitar:

  • vino
  • cualquier tipo de endulzante (incluida la miel)
  • cualquier pan con levadura
2 Evalúe cómo te sientes después de las dos etapas.

 Si te sientes más enérgico y saludable, lo más probable es que quieras continuar hábitos alimenticios más saludables. Si bien reintroducir muchos de los elementos que no has comido durante el ayuno es inevitable, es posible que quieras hacerlo con una mayor conciencia en cuanto a la calidad y el tamaño de las porciones. Además. algunas cosas, como la comida frita y el azúcar, deben consumirse al mínimo.

Consejos

  • Establece una meta clara del período por el que observarás el ayuno de Daniel. Una vez cumplida, si te sentiste bien puedes continuar con la dieta más tiempo del que tenías planeado.
  • Si estás sintiéndote débil o tienes dolores de cabeza, intenta beber 8 vasos de agua al día. A menudo, no nos damos cuenta de lo mucho que nuestro organismo necesita el agua, en especial durante un ayuno. No obstante, ten cuidado de beber demasiada agua. El exceso de líquido puede ser igual de malo que la falta de este.
  • Puede ser buena idea tomar un suplemento multivitamínico junto con tu dieta.
  • Mantén tu dieta simple, dándole preferencia a los alimentos crudos o poco procesados.
  • Si por alguna razón comes algo fuera de los límites del ayuno, es mejor reconocer tu falta, y ceñirte con más fuerza al ayuno, que interrumpirlo por completo.

Advertencias

  • Durante el período del ayuno, estarás expuesto a tentaciones, que deberás rechazar en el nombre de Jesús.
  • Cuando termine tu ayuno, haz una transición progresiva a comidas más pesadas hasta regresar a la normalidad de tu dieta.

Cosas que necesitarás

  • la Biblia
  • un lugar y un tiempo dedicado a hablar con Dios
  • una buena variedad de frutos y vegetales

Las reglas

  • Como en todo ayuno parcial, en este uno come para sobrevivir, no por gusto. Si usualmente te sirves dos veces durante las comidas del día, prepárate para solamente servirte una sola porción o la mitad de una porción.
  • Todas las carnes, mariscos incluidos, y todo alimento derivado de un animal debe ser eliminado. Esto significa que no comerás huevos o productos lácteos de cualquier tipo, tales como la leche, el queso, la mantequilla, la manteca y así sucesivamente.
  • Eliminar todo alimento que sea muy procesado o alto en grasa y optar por las opciones orgánicas o integrales cuando se pueda. Bajo esta regla quedan eliminados los dulces, azúcar, comidas fritas, el pan blanco, las galletas, mermeladas y todo otro tipo de alimento similar.
  • Beber solo agua. Esto es porque muchos jugos tienen una cantidad alta de azúcar e ingredientes artificiales. Seria mejor comer la naranja en substitución de tomarse un vaso de jugo de naranja. El alcohol, café y el te están excluidos.

Lista de comida

La siguiente lista de comidas para el ayuno de Daniel sirve como guía de lo que se esta permitido comer. No es una lista completa. Si deseas comer algo que no esta listado, recuerda las reglas detalladas arriba.

  • Todo tipo de frutas: Manzanas, naranjas, guineos, uvas, melones, fresas, arándanos, cerezas, limones, carambola, guayaba, durazno, sandía, frambuesas, piña, ciruelas, pasas, kiwi, pomelo, higos, mangos, etc.
  • Todo tipo de vegetales y víveres: Tomates, espárragos, remolacha, brócoli, coles de Bruselas, repollo, zanahorias, coliflor, apio, chile pimiento, hojas de col, maíz, pepino, berenjena, el ajo, el jengibre, la col rizada, lechugas, setas, hojas de mostaza, cebolla , perejil, papas, plátanos, yuca, las espinacas, calabazas, batatas, aguacate, etc.
  • Todo tipo de legumbres: Habas, frijoles, guisantes, gandules, lentejas, etc.
  • Todo frutos secos y semillas: Maní, incluyendo la mantequilla de maní, semillas de girasol, anacardos, cacahuetes, sésamo, almendras, avellanas, pistachos, etc.
  • Granos enteros: Trigo integral, arroz integral, mijo, quínoa, avena, cebada, granos, pasta de trigo integral, tortillas de trigo integral, galletas de arroz y palomitas de maíz.
  • Para cocinar continúe usando los aceites, el vinagre, la sal y otras hierbas y especies a su gusto.

Advertencias y sugerencias

Este ayuno es bastante exigente y es importante que las personas que sufren de alguna enfermedad o tienen una condición médica, consulten a su doctor antes de empezar este ayuno. Recomiendo que lleven una copia de este articulo a una consulta con su medico y que juntos adapten la lista. No usen el ayuno para evitar tratamiento medico si lo necesita.

Si el ayuno de Daniel se va hacer en familia, adapta la lista para los menores. Ellos pueden eliminar los jugos y los dulces, por ejemplo, y así participar de esta experiencia con sus padres.

Lecturas para acompañar el ayuno de Daniel

Usa estas lecturas para acompañar tu devocional durante el ayuno de Daniel.

Leer la Biblia

En adoración y devoción a Dios

Semana 1: La majestad y soberanía de Dios
Lunes: Salmos 24
Martes: Deuteronomio 4:32-40
Miércoles: Habacuc 2: 18-20
Jueves: 1 Crónicas 29:10-12
Viernes: Salmos 145
Sábado y domingo: Vuelve a leer dos de los pasajes que más te inspiraron. ¿Cómo glorificas a Dios en tu vida cotidiana?

Semana 2: La gloria de la creación de Dios
Lunes: Juan 1:1-14
Martes: Génesis 2
Miércoles: Salmos 139
Jueves: Romanos 8:18-25
Viernes: Salmos 8
Sábado y domingo: Vuelve a leer los Salmos 8 y 139. ¿Cómo consideras que es la relación de Dios con su creación?

Semana 3: Alabanzas a Dios
Lunes: Salmos 100
Martes: Lucas 1:46-55
Miércoles: Salmos 135
Jueves: Lucas 1:67-75
Viernes: Salmos 150
Sábado y domingo: Los Salmos están llenos de alabanzas al Señor. ¿Tienes un Salmo favorito? ¿Qué diría un salmo compuesto por ti?

Deseando crecimiento espiritual

Semana 1
Lunes: 1 Corintios 3: 1-4, Hebreos 5:11-6:12
Martes: Efesios 5:1-20
Miércoles: 1 Timoteo 2:1-6
Jueves: Gálatas 3
Viernes: Hebreos 12: 14-28

Semana 2
Lunes: Hebreos 11
Martes: Lucas 7: 1-10
Miércoles: Santiago 2:14-26
Jueves: Marcos 9:14-26
Viernes: Romanos 10:17

Semana 3
Lunes: Romanos 8:1-17
Martes: Gálatas 5: 16-26
Miércoles: Hechos 2:42-47
Jueves: 1 Juan 4:7-21
Viernes: Juan 17:9-25

Buscando la voluntad de Dios

Semana 1
Lunes: Salmos 119: 33-40
Martes: Romanos 12:2
Miércoles: Juan 5:5-8
Jueves: Hechos 1:12-23
Viernes: Romanos 8:26-27

Semana 2
Lunes: Salmos 37:23, Proverbios 16:9
Martes: Marcos 14:28
Miércoles: Eclesiastés 12:13
Jueves: Génesis 24
Viernes: Juan 7:17

Semana 3
Lunes: Salmos 119:105-112
Martes: Marcos 3:34-35
Miércoles: 1 Pedro 2:13-16
Jueves: 1 Juan 2:16-17
Viernes: 1 Pedro 3:17

Pidiendo perdón

Semana 1 – Confesando nuestros pecados
Lunes: 1 Juan 1: 5-10, Salmos 51
Martes: Proverbios 28:13, Salmos 130
Miércoles: Marcos 11:20-26
Jueves: Romanos 3:23-26
Viernes: Salmos 32
Sábado y domingo: Reflexiona en el pasaje que más ministró a tu vida.

Semana 2- Jesús perdono a muchos
Lunes: 1 Lucas 15: 11-32
Martes: Marcos 2: 1-12
Miércoles: Mateo 9:9-12
Jueves: Juan 8: 1-11
Viernes: Lucas 7: 36-50

Semana 3- Viviendo de acuerdo al Espíritu
Lunes: Romanos 6
Martes: Romanos 8:1-17
Miércoles: Gálatas 5:13-25
Jueves: 2 Corintios 5:14-21
Viernes: 1 Juan 3 1-3, 19-24

Ayuda en medio de los problemas y las pruebas

Semana 1: Como manejar los problemas
Lunes: Filipenses 4:6-9
Martes: Santiago 1:2-18
Miércoles: Romanos 12:9-21
Jueves: Lucas 18: 1-8
Viernes: Hebreos 11
Sábado y domingo: Regresa a los dos pasajes que más tocaron tu corazón esta semana. En un cuaderno escribe cinco cosas que puedes poner en práctica de ahora en adelante.

Semana 2: Como algunos en la Biblia enfrentaron problemas y pruebas
Lunes: Hechos 16:16-40
Martes: Génesis 39
Miércoles: Job 1
Jueves: Daniel 1
Viernes: Daniel 3
Sábado y Domingo: Vuelve a leer las historias con las que más te identificaste. ¿Qué ejemplo dio ese personaje durante su momento de prueba, que tú puedas aplicar a tu situación?

Semana 3: Dios nos cuida y nos ayuda
Lunes: Salmos 121
Martes: Salmos 68
Miércoles: 1 Juan 5:1-5
Jueves: Romanos 8:18-30
Viernes: Salmos 91
Sábado y domingo: Lee el Salmos 23. ¿Puedes decir que Dios es tu Buen Pastor? ¿Por qué?

21 Días con el padre Héctor Ramirez

Día 1

Día 2

Dia 3

Día 4

Día 5

Día 6

Día 7

Día 8

Día 9

Día 10

Día 11

Día 12

Día 13

Día 14

Día 15

Día 16

Día 17

Día 18

Día 19

Día 20

Día 21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s