Puedes ganar indulgencias con el Santo Rosario

La indulgencia es el perdón de Dios de una pena temporal de los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa. Es aplicable a uno mismo o a difuntos, no se puede recibir para otras personas vivas.

Cuentan los antiguos que cuando Santo Domingo de Guzmán empezaba a desanimarse al ver que en los sitios donde predicaba la gente no se convertía y la herejía no se alejaba, le pidió a Nuestra Señora le iluminara algún remedio para conseguir la salvación de aquellas personas y que Ella le dijo en una visión: “Estos terrenos no producirán frutos de conversión sino reciben abundante lluvia de oración”.

Desde entonces el santo se dedicó a hacer rezar a las gentes el Padre Nuestro y el Ave María y a recomendarles que pensaran en los misterios de la Vida, Pasión y Muerte de Jesús. Muy pronto las conversiones fueron muy numerosas y las gentes de aquellas regiones volvieron a la verdadera religión.

Como rezar el Santo Rosario? Guía completa, paso a paso 🥇

Hoy por hoy, después de la Santa Misa, el Rosario es quizás la devoción más practicada por los fieles. Los adversarios de la religión católica (protestantes, etc.) han dicho y siguen diciendo horrores contra el Santo Rosario pero los católicos han experimentado y siguen experimentando día por día los extraordinarios favores divinos que consiguen con esta santa devoción

¡Cuántas personas han logrado verse libres de pecados y de malas costumbres el dedicarse a rezar con devoción el santo Rosario! ¡Cuántos hay que desde que están rezando el Rosario a la Virgen María han notado como su vida ha mejorado notoriamente en virtudes y en buenas obras!.

Son muchísimos los que por haber rezado con toda fe su Rosario lograron obtener una buena y santa muerte y ahora gozan para siempre en el cielo.

Mucho se ha escrito del poder espiritual que tiene el Santo Rosario, pero tal vez algo poco conocido es la gracia de la indulgencia que se puede obtener con esta devoción mariana que, según la tradición, fue dada por la propia Madre de Dios.

Indulgencias del Santo Rosario

Si puedes no desperdiciar las indulgencias que puedes obtener con el rezo del santo rosario mejor, así se beneficia aquél que lo necesita o bien tu mismo si lo ofreces por tu alma.

El rezo del Rosario de la Merced se traslada al interior de la Parroquia  para...

Qué son las indulgencias

La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal debida a pecados cuya culpa ya ha sido perdonada.

Una indulgencia es PLENARIA o PARCIAL, dependiendo de si libera a uno del todo o de una parte del castigo temporal debido al pecado.

Esto significa que uno fiel que, con un corazón contrito, realiza una obra enriquecida con una indulgencia parcial, recibe por el poder de la Iglesia la misma cantidad de remisión del castigo temporal que ya ha obtenido por la obra misma. En otras palabras, la remisión se duplica y con la frecuencia que se realiza el trabajo prescrito. Una indulgencia plenaria significa una remisión total del castigo temporal, siempre que se apliquen varias otras condiciones, además del trabajo realizado o la oración dicha.

Todo católico puede lucrar (sinónimo litúrgico de «ganar») UNA INDULGENCIA PLENARIA CADA DÍA
Si, UNA al día. No más de una, y SI UNA CADA DÍA durante toda la vida.

«Se confiere una indulgencia plenaria si el rosario se reza en una iglesia o un oratorio público o en familia, en una comunidad religiosa o asociación pía; se otorga una indulgencia parcial en otras circunstancias» (Enchiridion de Indulgencias, p. 67)

Viviendo las condiciones que pide la Iglesia Católica, que son éstas, y han de cumplirse TODAS. Si no se cumplen todas las condiciones, siempre se pueden ganar indulgencias parciales.

  • Confesión sacramental
  • Comunión eucarística
  • Rezar por las intenciones del Papa
  • Sentir un profundo ODIO y AVERSIÓN al PECADO, que es ofensa a Dios
  • Expresar a Dios en la oración el deseo de ganar la indulgencia y aplicarla por un difunto
    * En esta cuarta condición, cada uno puede aplicarla por quien quiera o, sencillamente, por
    el alma del purgatorio que más lo necesite.

En resumen, para ganar indulgencia plenaria me debo confesar primero y luego comulgar en un plazo no mayor a una semana (desde que confieso hasta que comulgo). Y a la vez tener intención de ganar la indulgencia, rezar por el Papa y mantener en el corazón un rechazo auténtico al Pecado.

Octubre, mes del Santo Rosario | El pan de los pobres

Indulgencias del santo Rosario

Se concede indulgencia plenaria, si el Rosario se reza en una iglesia u oratorio público o en un grupo familiar, una comunidad religiosa o una asociación piadosa; se concede una indulgencia parcial en otras circunstancias.

La obtención de la indulgencia plenaria está regulada por las siguientes normas:

  1. Basta el rezo de un solo grupo de misterios, es decir las cinco decenas, pero deben recitarse sin pausa.
  2. La recitación vocal debe ir acompañada de una meditación piadosa sobre los misterios.
  3. En la recitación pública los misterios deben anunciarse en la forma habitual en el lugar; para la recitación privada, sin embargo, es suficiente si la recitación vocal va acompañada de meditación sobre los misterios.

Indulgencias por usar el rosario físico

Es importante saber que el Beato Papa Pablo VI estableció en la Constitución Apostólica Indulgentiarum Doctrina (Doctrina de las indulgencias, Norma 17), que “el fiel que emplea con devoción un objeto de piedad (crucifijo, cruz, Rosario, escapulario o medalla), bendecido debidamente por cualquier sacerdote, gana una indulgencia parcial”.

“Y si hubiese sido bendecido por el Sumo Pontífice o por cualquier Obispo, el fiel, empleando devotamente dicho objeto, puede ganar también una indulgencia plenaria en la fiesta de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, añadiendo alguna fórmula legítima de profesión de fe”.

Palabras de nuestra Santísima Madre

El p. Dorland relata que en 1481 nuestra Señora se le apareció al Venerable Dominic, un cartujo dedicado al santo Rosario, que vivía en Treves, y le dijo:

“Siempre que uno de los fieles, en estado de gracia, dice el Rosario mientras medita sobre los misterios de la vida y la pasión de Cristo, él obtiene la remisión completa de todos sus pecados”.

También le dijo al Beato Alan:

“Quiero que sepas que, aunque ya hay numerosas indulgencias vinculadas a la recitación de mi Rosario, agregaré muchas más a cada cinco décadas para aquellos que, libres de pecado grave, las digan con devoción, de rodillas. Y todo aquel que persevere en la devoción del santo Rosario, con sus oraciones y meditaciones, será recompensado por ello; obtendré para él la remisión completa de la pena y la culpa de todos sus pecados al final de su vida.

“Y que esto no te parezca increíble; es fácil para mí porque soy la Madre del Rey del cielo, y Él me dice llena de gracia. Y estando llena de gracia, puedo dispensar esto libremente, queridos hijos.”

Condiciones para obtener la indulgencia del santo rosario:

  • Que se recen las cinco decenas del Rosario sin interrupción.
  • Las oraciones sean recitadas y los misterios meditados.
  • Si el Rosario es público, los Misterios deben ser anunciados.

Además debe cumplirse:

  • Confesión Sacramental.
  • Comunión Eucarística
  • Oraciones por las intenciones del Papa.
  • Si no se cumplen las condiciones, puede aún ganarse indulgencia parcial.
  • La indulgencia puede ser aplicada a los difuntos. La indulgencia plenaria solo puede ganarse una vez al día (excepto en peligro de muerte).

Síguenos en Telegram:

Este es el enlace: https://t.me/joinchat/ZC0ouVMZ138zYzQx

Desde Colombia puedes apoyarnos a través de:

3108571644

Luis Alberto Sánchez S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s