LA HORA DE LA GRACIA

QUIERO QUE AL MEDIODÍA DE CADA 8 DE DICIEMBRE (SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA) SE CELEBRE LA HORA DE LA GRACIA POR TODO EL MUNDO, MEDIANTE ESTA DEVOCIÓN SE ALCANZARÁN MUCHAS GRACIAS PARA EL ALMA Y EL CUERPO...

El 8 de diciembre es el día de la Inmaculada Concepción de María. Ese día al mediodía podemos practicar la Hora de la Gracia, yendo a una Iglesia o en nuestra casa o lugar de trabajo, y pidiendo todo lo que necesitamos para nosotros y para nuestros hermanos. Se puede rezar el Rosario, el Vía Crucis, cualquier otra oración o simplemente hablar con Dios y la Virgen como hablamos con nuestros amigos más queridos y pedirles las gracias que tanto necesitamos. ¡Difundamos la Hora de Gracia!

LA HISTORIA: (breve)

8 DE DICIEMBRE DE 1947

Pierina -la vidente de las apariciones de Rosa Mística- contempló a la madre de Dios decir.

– “¡Yo soy la Inmaculada Concepción!”

y con gran majestad afirmó

“Yo soy María de las Gracias, esto es, la llena de Gracia, Madre de mi Divino Hijo Jesucristo”.

Descendió suavemente por la escala y añadió

– “Por mi venida a Montichiari deseo ser invocada y venerada como Rosa Mística. QUIERO QUE AL MEDIODÍA DE CADA 8 DE DICIEMBRE (SOLEMNIDAD DE LA
INMACULADA) SE CELEBRE LA HORA DE LA GRACIA POR TODO EL MUNDO, MEDIANTE ESTA DEVOCIÓN SE ALCANZARÁN MUCHAS GRACIAS PARA EL ALMA Y EL CUERPO. Nuestro Señor, mi Divino Hijo Jesús, concederá copiosamente su misericordia, mientras los buenos recen por sus hermanos que permanecen en el pecado. Es preciso informar cuanto antes, al Supremo Pastor de la Iglesia Católica el Papa Pío XII mi deseo de que esta hora de gracia sea conocida y extendida por todo el mundo. Quien no puede ir a la iglesia que sea en su casa al mediodía y conseguirá mis gracias.”

Luego mostrándole su purísimo corazón exclamó:

“Mira este corazón que tanto ama a los hombres, mientras la mayoría de ellos lo colma de vituperios.”

Calló unos momentos y continuó:

“Si todos, buenos y malos, se unen en la oración, obtendrán de este corazón misericordia y paz. Los buenos acaban de alcanzar por mi mediación la misericordia del Señor, que detuvo un gran castigo. Dentro de poco se conocerá la eficaz grandeza de esta hora de gracia”.

Notando Pierina que la resplandeciente Señora iba a alejarse le imploró fervorosamente:

“¡Oh hermosa y amada Madre de Dios, yo le doy gracias!”. Bendiga a todo el mundo especialmente al Santo Padre, a los sacerdotes, religiosos y a los pecadores.

Ella contestó:

“Tengo preparado una sobreabundancia de gracia para todos aquellos hijos que escuchan mi voz y toman a pecho mis deseos”.

Con estas palabras se terminó la visión.

CÓMO HACER LA HORA DE GRACIA

Solicitud de nuestra santísima madre (Rosa Mística) para la Hora de Gracia

  1. Día y hora de la Hora de Gracia: diciembre 8, Fiesta de la Inmaculada Concepción, debe comenzar a las 12 del medio día y continúa hasta la 1 de la tarde.
  2. Durante esta hora las personas que hacen la Hora de Gracia, en la casa o en la iglesia, debe evitar toda clase de distracciones , no contestar el teléfono, no abrir la puerta, no hacer nada en absoluto, sino existir concentrados totalmente en la unión con Dios durante esta Hora especial de Gracia.
  3. Comience la Hora de Gracia rezando tres veces el salmo 51 con los brazos abiertos.
  4. El resto de la hora se puede pasar en comunicación en silencio con Dios, meditando sobre la pasión de Jesús, rezando el santo rosario, albando a Dios en sus propias palabras o cánticos o rezando sus oraciones favoritas, cantando, meditando sobre otros salmos, etc.

Nuestra santa madre nos ha dado toda oportunidad de demostrar nuestro amor y confianza en ella y ayudarnos ha hacer reparación por los graves pecados que ofenden a su amado hijo, nuestro señor Jesucristo.

SALMO 51

Confesión de los pecados y suplica de perdón

Misericordia, Dios mío3 Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa;lava del todo mi delito, limpia mi pecado.Pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado:Contra ti,   contra ti solo pequé. Cometí la maldad que aborreces. En la sentencia tendrás razón, en el juicio resultarás inocente.Mira, en la culpa nací, pecador me concibió mi madre.Te gusta un corazón sincero, y en mi interior me inculcas sabiduría.Rocíame con el hisopo: quedaré limpio; lávame: quedaré más blanco que la nieve.10 Hazme oír el gozo y la alegría, que se alegren los huesos quebrantados.11 Aparta de mi pecado tu vista, borra en mí toda culpa.12 Oh Dios, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme;13 No me arrojes lejos de tu rostro, no me quites tu santo espíritu.14 Devuélveme la alegría de tu salvación, afiánzame con espíritu generoso:15 Enseñaré a los malvados tus caminos, los pecadores volverán a ti.16 Líbrame de la sangre, oh Dios, Dios, Salvador mío, y cantará mi lengua tu justicia.17 Señor, me abrirás los labios, y mi boca proclamará tu alabanza.18 Los sacrificios no te satisfacen: si te ofreciera un holocausto, no lo querrías.19 Mi sacrificio es un espíritu quebrantado; un corazón quebrantado y humillado, tú no lo desprecias.20 Señor, por tu bondad, favorece a Sión, reconstruye las murallas de Jerusalén:21 Entonces aceptarás los sacrificios rituales, ofrendas y holocaustos, sobre tu altar se inmolarán novillos.

ESCUCHA Y MEDITA EL AVE MARÍA EN 35 LENGUAS

Aprobación de un Santuario de Rosa Mística

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s