JUEVES 30/12/2021Reflexión Diaria del Evangelio Octava de Navidad

Cuando un silencio profundo envolvía toda la tierra y la noche se encontraba a mitad de su camino, tu Palabra omnipotente, Señor, desde su morada real descendió del cielo.

Sab 18,14-15
Paraguay “Tierra de María”

Texto del Evangelio (Lc 2,36-40): 

“NO SE APARTABA DEL TEMPLO, SIRVIENDO A DIOS NOCHE Y DÍA CON AYUNOS Y ORACIONES.”

Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido, y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del Niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.

Así que cumplieron todas las cosas según la Ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El Niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre Él.

Palabra del Señor R. Gloria a ti Señor Jesús.

Por: MCA Paraguay

MEDITACIÓN

El texto de hoy, que inicia con la presentación de la Sagrada Familia (cf. Lc 2,22ss.), quien para cumplir la ley de Moisés lleva al Niño Jesús al Templo de Jerusalén. Se nos presentan dos prescripciones:

La primera, era la consagración del hijo primogénito al Señor, según lo estipula Éx 13,1-2:
“El Señor habló a Moisés en estos términos: Conságrame a todos los primogénitos. Porque las primicias del seno materno entre los israelitas, sean hombres o animales, me pertenecen”. Es un rito para recordar la preservación de los primogénitos de los israelitas cuando la décima plaga mató a los primogénitos de los egipcios.

La segunda, es la purificación de la madre, cuarenta días después del parto según lo establece Lv 12,6-8: “Cuando se cumplan los días de su purificación, sea por un niño o por una niña, llevará al sacerdote a la entrada de la Tienda del Encuentro un cordero de un año como holocausto y un pichón o una tórtola como sacrificio por el pecado. Serán ofrecidos en presencia del Señor y el sacerdote hará por ella la expiación; así quedará purificada de su pérdida de sangre. Esta es la ley de la que da a luz un niño o una niña. Si no está en sus posibilidades ofrecer un cordero, tomará dos tórtolas o dos pichones, uno como holocausto y otro como sacrificio por el pecado. El sacerdote hará expiación por ella y así quedará purificada”. Como ellos eran pobres, ofrecen un par de pichones de paloma.

La profetisa Ana, representa a las piadosas de Israel que sirven a Dios orando y ayunando. Es una mujer humilde y sencilla, que creía y esperaba en Dios, no se apartaba del templo. Cuando ve al Niño Jesús, se pone a dar gloria y alabanza a Dios, hablando a todos del Niño. Acá se nota la fe profunda y limpia de los sencillos de corazón.

Personas que se entregan totalmente al servicio de Dios en alabanzas y cánticos de amor. Ofreciendo misericordiosamente con privaciones por la salvación del mundo. Nosotros tenemos tantas personas que realmente se ofrecen por los demás de manera tan generosa que llegan a ser ofrendas vivas de amor.

El texto nos habla que regresaron a su ciudad de Nazareth y que el Niño seguía creciendo. Signos de sencillez y llenos de humanidad. Jesús sigue las leyes naturales del crecimiento humano. Pasa de bebé a niño, pasa por la pubertad y la adolescencia, va madurando en su juventud hasta poder asumir su misión cuando adulto. Siendo Dios, se encarna como hombre en la historia y la cultura de su tiempo; en ese contexto de tiempo y realidad cultural, social, política, económica y religiosa, se fue llenando de sabiduría con la Gracia de Dios.
De San José, resaltamos su figura, mencionando que existen pocos datos sobre él. Fue originario de Belén de Judea, y carpintero, un artesano calificado. Emigró a Nazaret, donde al comprometerse con María, empezó el gran proyecto de su vida: ser esposo de una madre
virgen que daría a luz por obra del Espíritu Santo y ser padre adoptivo de Dios hecho hombre. Era un buen judío, conocía la Torah como Palabra de Dios y Ley de su pueblo.

Al enterarse que María daría a luz un hijo que no era suyo, tenía dos opciones: exponerla al castigo de la ley y que la apedrearan a muerte o repudiarla en silencio, dejándola que criara sola a su hijo. Hasta podríamos decir que por compasión eligió la segunda opción. Pero un ángel le pide que aceptara a María como esposa y al niño como su hijo (cf. Mt 1,21-24). Supo responder a Dios con generosidad y lleno de Misericordia por María y su hijo, disponiéndose para ser padre de la Sagrada Familia.

Como ciudadano responsable viajó a Belén para registrarse en el censo pedido por el emperador, ahí tuvo que enfrentar penas y sufrimientos como padre, pues María dio a luz en un establo (pesebre), no sintiéndose bien porque no consiguió posada. Para salvar a Jesús de la muerte, huyó con su familia a Egipto, donde era un forastero, y regresando a su tierra cuando ya no había peligro (cf. Mt 2,13-19). Ahí se dedicó a mantener a su familia con su trabajo y su cuidado paterno. Fue responsable de llevar a Jesús al templo y educarlo como judío. Se lo menciona por última vez en el Evangelio cuando Jesús tenía 12 años y se quedó en el templo durante la peregrinación anual a la Ciudad Santa, quien con María buscó a Jesús hasta encontrarlo (cf. Lc 2,42-51).

La figura de José es fascinante, fue el primer hombre creyente, una persona que vivía según el corazón de Dios. Es uno de los grandes santos de la Iglesia, patrón de los esposos, de los trabajadores, de los seminarios, de las familias, de toda la Iglesia.

@santarosadelima “¡Cómo te amaré mi Dios, cómo te amaré Señor! Siendo yo tu criatura y Tú, Creador”

SANTORAL LITÚRGICO

OREMOS JUNTOS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s