Reflexión al Evangelio 14 de enero 2022/ «Misionando Con Amor» 1ª Semana Tiempo Ordinario 

“Hijo, tus pecados te son perdonados”

He visto sentarse sobre el trono celestial a un hombre, a quien los ángeles adoran, mientras cantan a una voz: Este es aquel cuyo poder permanece para siempre.

San Felix de Nola

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según  San Marcos (2,1-12)

“Hijo, tus pecados te son perdonados.”

Jesús volvió a Cafarnaúm y se difundió la noticia de que estaba en la casa. Se reunió tanta gente, que no había más lugar ni siquiera delante de la puerta, y él les anunciaba la Palabra. Le trajeron entonces a un paralítico, llevándolo entre cuatro hombres. Y como no podían acercarlo a él, a causa de la multitud, levantaron el techo sobre el lugar donde Jesús estaba, y haciendo un agujero descolgaron la camilla con el paralítico. Al ver la fe de esos hombres, Jesús dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados te son perdonados”. Unos escribas que estaban sentados allí pensaban en su interior: “¿Qué está diciendo este hombre? ¡Está blasfemando! ¿Quién puede perdonar los pecados, sino sólo Dios?”. Jesús, advirtiendo en seguida que pensaban así, les dijo: “¿Qué están pensando? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: ‘Tus pecados te son perdonados’, o ‘Levántate, toma tu camilla y camina’? Para que ustedes sepan que el hijo del hombre tiene sobre la tierra el poder de perdonar los pecados, dijo al paralítico: Yo te lo mando, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”. Él se levantó en seguida, tomó su camilla y salió a la vista de todos. La gente quedó asombrada y glorificaba a Dios, diciendo: “Nunca hemos visto nada igual”.

Palabra del Señor R. Gloria a ti Señor Jesús.

SANTORAL

MEDITACIÓN

Dios como Padre siempre escucha la oración de sus hijos, respondiendo siempre con misericordia a los pedidos.”

Muy rápido se difundió la noticia de que Él estaba en casa de Pedro, y la gente se aglomeró para recibir la Buena Noticia, sanaciones y liberaciones. Seguramente la escena de los amigos del enfermo que pasan toda adversidad hasta abrir un agujero por el techo para que el enfermo llegue frente a Jesús es fascinante. Nos remite a la experiencia de los intercesores, quienes confían en el poder de la oración, porque Dios como Padre siempre escucha la oración de sus hijos, respondiendo siempre con misericordia a los pedidos. El enfermo paralítico es figura de tantas realidades de hermanos en el mundo entero, quienes están paralizados por situaciones de injusticia, corrupción, divisiones, violencia, pecados de toda clase que hacen daño la dignidad de la vida humana.

Jesús anunciaba la Buena Noticia predicando por donde iba. Es interesante su actitud de comunicar la Palabra de Dios a tiempo y destiempo. Así también nosotros tenemos esa responsabilidad de anunciar, como lo dijo san Pablo “¡Ay de mí si no evangelizo!”, y comprendió que su paga es precisamente anunciar la Palabra de Dios, ser de Jesús. Hoy, como siempre, el mundo necesita del pan de la Palabra de Dios, de la fe, de la verdad, del amor y de Jesucristo. Si nuestros hermanos están hambrientos del pan, de Dios, ¿permaneceremos indiferentes sin llevarles ese alimento que da vida eterna, teniendo la posibilidad (oportunidad) de hacerlo?

Aunque la palabra transmitida por Jesús no se reduce sólo a hablar, sino también a actuar, de ahí que está la curación de los leprosos (cf. Mt 11,5) como concreción de la palabra. En los Hechos de los Apóstoles encontraremos “hablar la palabra”, que Jesús nos grafica con el ejemplo de la curación del paralítico, es la palabra en acción, la palabra operante. Por tanto, con el milagro de la curación del paralítico interpretamos el ámbito operativo de la palabra predicada. Y esa respuesta de Jesús “Hijo mío, tus pecados te son perdonados” refiere fundamentalmente a restaurar la comunión entre esa persona y Dios, comunión que nos da plena alegría.

Para Jesús el mal físico, sea la enfermedad o la muerte, no es del proyecto inicial del Creador, sino que una consecuencia de la maldad de las criaturas. En las Sagradas Escrituras, el pecado, no sólo se refiere a la culpa individual consciente, sino que es sobre un estado de cosas, una estructura. Para vencer al pecado es necesario luchar con el mal que asedia al ser humano. Por eso Jesús comunica al paralítico la Buena Noticia de la Reconciliación con Dios. Los escribas dirán que sólo Dios puede comunicar ese gozoso anuncio del perdón de los pecados. Pero Jesús actúa como el Mesías, siendo Dios mismo quien está obrando en Jesús, para concluir diciendo que Jesús es Dios. La curación del paralítico es una síntesis de la palabra predicada por Jesús. El reino de Dios está cerca porque Dios decidió ofrecer a los hombres su perdón. Sólo ahí empieza la salvación,  

entendida abarcando todas las dimensiones de la persona humana (corporal, psicológica, social, política, espiritual, etc.). Además, si se quiere liberar a la persona sin tener en cuenta su contexto, toda la estructura de pecado alimentada por un sistema de corrupción, no será pleno el servicio evangelizador.

Así como la gente quedó asombrada y glorificaba a Dios, también nosotros, por tantas maravillas que hemos recibido a lo largo de nuestra vida. Todas las cosas glorifican a Dios porque cumplen con su misión, con la que el Creador les señaló. ¿Nosotros cómo damos gloria a Dios? Damos gloria a Dios haciendo la voluntad divina. Yo he visto y oído las obras de Dios en tantos hermanos, curaciones y sanaciones interiores cautivantes, liberaciones, pero sobre todo, tantas conversiones, tanta acción providente de Dios para con sus hijos, tanta paciencia con el pecador, procurando por nuestra conversión. Tenemos tantos motivos para alabarlo, glorificarlo y bendecirlo hoy y siempre. De ahí que hoy nos comprometemos a ser su micrófono y parlante para anunciarlo como su apóstol y testigo de tanto amor recibido. Ojalá que todos los días hablemos de Jesucristo a varias personas y en algún momento ante el Santísimo o en la intimidad de la oración hablarle a Jesucristo de la vida de esos hermanos.

GOTAS DE AMOR

NUESTRA LECTURA RECOMENDADA

NUESTR0 VIDEO RECOMENDAD0

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s