Reflexión al Evangelio Lunes 24 de enero 2022/ «Misionando Con Amor» 3ª Semana Tiempo Ordinario

“Les aseguro que todo será perdonado a los hombres ”

San Francisco de Sales, Obispo y doctor de la Iglesia (MO)

Paraguay “Tierra de María”

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según  San Marcos (3, 22-30)

“Un reino donde hay luchas internas no puede subsistir.”

Los escribas que habían venido de Jerusalén decían acerca de Jesús: “Está poseído por Belzebul y expulsa a los demonios por el poder del Príncipe de los demonios”. Jesús los llamó y por medio de comparaciones les explicó: “¿Cómo Satanás va a expulsar a Satanás? Un reino donde hay luchas internas no puede subsistir. Y una familia dividida tampoco puede subsistir. Por lo tanto, si Satanás se dividió, levantándose contra sí mismo, ya no puede subsistir, sino que ha llegado a su fin. Pero nadie puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si primero no lo ata. Sólo así podrá saquear la casa. Les aseguro que todo será perdonado a los hombres: todos los pecados y cualquier blasfemia que profieran. Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás: es culpable de pecado para siempre”. Jesús dijo esto porque ellos decían: “Está poseído por un espíritu impuro”.

Palabra del Señor R. Gloria a ti Señor Jesús.

MEDITANDO CON LOS SANTOS

SANTORAL

MEDITACIÓN

El pecado contra el amor es pecado contra el Espíritu Santo, y ese pecado no tiene perdón.”

“(Saboya, 1567-Lyon, 1622) Doctorado en Derecho por deseo de su padre, san Francisco guardaba en el corazón su anhelo de ser sacerdote, hasta el día en que pudo hacerlo realidad. Fue un pastor totalmente entregado a la evangelización de los distintos lugares a donde fue enviado. Fue en la misión donde ejerció la paciencia y la humildad hasta hacerlas ejemplares. Junto a santa Juan Francisca Chantal fundó la Orden de la Visitación” (La Liturgia Cotidiana 24/01/2022, pág. 77).

Lo más probable, parece que las autoridades religiosas de la capital están alarmadas por ciertas noticias provenientes de Galilea y enviaron entonces algunos escribas para hacer a Jesús un proceso regular. Como Jesús estaba ganando fama, tenían que hacer lo posible para que la gente lo quite de su mente y no lo tengan como un profeta. Es más, el tribunal no tarda en hacer pública su sentencia diciendo que Jesús arroja a los demonios porque está de acuerdo con el príncipe de los demonios.

Jesús les responde sabiamente, pero para que los seres humanos puedan entender: Si Satanás arroja a Satanás, se trata entonces de una guerra civil y así su reino estará amenazado. Si fuera así no hay por qué preocuparse, ya que el mismo Satanás se divide a sí mismo. Jesús utiliza el recurso de la ironía para desarmar el argumento de sus opositores.

Nosotros desde el Bautismo hemos recibido al Espíritu Santo, y que se ha fortalecido con el sacramento de la Confirmación para defender la fe con la asistencia permanente del Espíritu en nuestras vidas. Cada uno de nosotros estamos llenos del Espíritu Santo. Lo que pasa solamente es que no somos conscientes de ello, que el Espíritu está y obra en cada uno de nosotros. ¿De dónde provienen las buenas intenciones, el querer ser mejores en la vida, el arrepentirse de los pecados, el propósito de corregirnos en la vida, de ser útiles para los hermanos, el querer servir a los más necesitados, el camino de conversión, el querer estar ante el Santísimo y en la Eucaristía, el querer compartir el testimonio de las maravillas que Dios obra en nosotros? Del Espíritu Santo.

Pero atención: no llegar a ahogar al Espíritu, en el sentido de hacerlo infecundo en nuestras vidas, con los pecados y las malas intenciones que llevan a hacerles pecar a los hermanos. Jesús llama pecado contra el Espíritu Santo a aquella oposición a la Persona y Mensaje de salvación (que es el mismo Cristo). ¿Qué necesitamos para recibir el perdón? Es necesario el arrepentimiento o penitencia y aceptación de la salvación que encontraremos en la vida del Señor y su Mensaje. San Pablo decía: “donde abundó el pecado, sobreabundó la Gracia”, es decir, es regalo, es gratis, nadie lo merece. En la medida en que reconocemos que la Gracia nunca la mereceremos, difícilmente podríamos saborear en plenitud lo que significa la misericordia.

Cuando entendemos que el Espíritu Santo es el amor del Padre y del Hijo, es substancialmente, personalmente, Amor. Y todo lo que vaya contra el amor, va contra el Espíritu Santo, esto es, toda falta de amor, es falta de Espíritu Santo, todo intento de destruir el amor es intento de destruir el Espíritu Santo en nosotros. El pecado contra el amor es pecado contra el Espíritu Santo, y ese pecado no tiene perdón. Si queremos recibir perdón en ese campo, hay que dejar de odiar, dejar de descomponer el amor sea en nosotros o en los demás. Un pecado común de nuestro tiempo es la murmuración: es falta de amor al prójimo, y si no le amamos al prójimo, eso es motivo de condenación. Se murmura porque hay quien habla difamando y hay quien escucha la difamación, tanto el uno como el otro son cómplices y tienen la misma responsabilidad.

“Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede subsistir. Si una casa está dividida en sí misma, esa casa no podrá mantenerse”. Si Jesús nos dice esto, nos indica que toda división viene del maligno, incluso cuando esa división se podría dar en causas nobles y en comunidades dignas. De ahí que, si promovemos, causamos o mantenemos la división, estamos apoyando la obra del demonio. Seamos misioneros del amor, de la misericordia, obrando con generosidad con todos, sin celos ni mezquindades. Promoviendo los dones y carismas que edifican la vida de la comunidad y de la sociedad.

GOTAS DE AMOR

NUESTRA LECTURA RECOMENDADA

NUESTRO VIDEO RECOMENDADO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s