El gran misterio de la Reparación.

« Una sola lágrima con una contrición perfecta, unida a mis méritos infinitos, puede reparar toda una vida. »  Jesús a Sor Benigna Consolata ¡Reparar es un don! Ser almas reparadoras o ser almas víctimas es un don otorgado por Mi Padre, por medio del Espíritu Santo. Cuando se ama se contempla al Amado, se está … Sigue leyendo El gran misterio de la Reparación.