Lectio Divina – Reflexión al Evangelio del Viernes de la Sexta Semana en Pascua «Misionando Con Amor»

“Yo los volveré a ver, y tendrán una alegría que nadie les podrá quitar.”

Anuncios
Anuncios

San Agustín de Canterbury, obispo (ML).

Nos has redimido, Señor, por medio de tu sangre, de todas las familias, lenguas, pueblos y naciones, y has hecho de nosotros un reino sacerdotal para nuestro Dios. Aleluia. 

Apoc 5, 9-10 

Anuncios

Anuncios

Audios Originales tomados de: https://panversia.com/

Primera lectura de hoy

Del libro de los Hechos de los Apóstoles  

Hch 18, 9-18

En aquellos días, el Señor dijo a Pablo en una visión en Corinto: «No temas. Sigue predicando y no te calles. 10 Yo estoy contigo. Nadie pondrá la mano sobre ti para dañarte, porque en esta ciudad hay un pueblo numeroso que me está reservado». 11 Pablo se radicó allí un año y medio, enseñando la Palabra de Dios.

12 Durante el gobierno del procónsul Galión en Acaya, los judíos se confabularon contra Pablo y lo condujeron ante el tribunal, 13 diciendo: «Este hombre induce a la gente a que adore a Dios de una manera contraria a la Ley». 14 Pablo estaba por hablar, cuando Galión dijo a los judíos: «Si se tratara de algún crimen o de algún delito grave, sería razonable que los atendiera. 15 Pero tratándose de discusiones sobre palabras y nombres, y sobre la Ley judía, el asunto les concierne a ustedes; yo no quiero ser juez en estas cosas». 16 Y los hizo salir del tribunal.

17 Entonces todos se apoderaron de Sóstenes, el jefe de la sinagoga, y lo golpearon ante el tribunal. Pero a Galión todo esto lo tuvo sin cuidado.

18 Pablo permaneció todavía un cierto tiempo en Corinto. Después se despidió de sus hermanos y se embarcó hacia Siria en compañía de Priscila y de Aquila. En Céncreas, a raíz de un voto que había hecho, se hizo cortar el cabello.

P/ Palabra de Dios
R/Te alabamos Señor
Anuncios

Salmo responsorial del día

Libro de los Salmos

Sal 46, 2-3. 4-5. 6-7 

R/. Dios es el rey del mundo

Pueblos todos, batid palmas,
aclamad a Dios con gritos de júbilo;
porque el Señor altísimo es terrible,
emperador de toda la tierra. R/.

Él nos somete los pueblos
y nos sojuzga las naciones;
él nos escogió por heredad suya:
gloria de Jacob, su amado. R/.

Dios asciende entre aclamaciones;
el Señor, al son de trompetas:
tocad para Dios, tocad;
tocad para nuestro Rey, tocad. R/.

Anuncios


Evangelio de hoy viernes 27 de mayo de 2022

EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN san Juan 16, 20-23a


“LES ASEGURO QUE USTEDES VAN A LLORAR Y SE VAN A LAMENTAR; EL MUNDO, EN CAMBIO, SE ALEGRARÁ.”

En la última cena, Jesús dijo a sus discípulos: 20 les aseguro que ustedes van a llorar y se van a lamentar; el mundo, en cambio, se alegrará. Ustedes estarán tristes, pero esa tristeza se convertirá en gozo.

21 La mujer, cuando va a dar a luz, siente angustia porque le llegó la hora; pero cuando nace el niño, se olvida de su dolor, por la alegría que siente al ver que ha venido un hombre al mundo. 22 También ustedes ahora están tristes, pero yo los volveré a ver, y tendrán una alegría que nadie les podrá quitar. 23 Aquel día no me harán más preguntas. Les aseguro que todo lo que pidan al Padre, él se lo concederá en mi Nombre.

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti Señor Jesús

Anuncios

MEDITACIÓN

“El creyente es tan generoso que por tenerle a la fuente del Amor, ama siempre y a todos, es humilde y no mezquino, sino generoso.”

“Agustín era un monje benedictino del monasterio san Andrés (Roma), que fue enviado por el papa Gregorio Magno con el encargo de misionar en Inglaterra. El trabajo del monje tuvo muchos frutos. Primero fue nombrado abad del convento benedictino, luego obispo de la Galia y, finalmente, arzobispo primado de Inglaterra. Murió el 26 de mayo de 604 y fue enterrado en Cantorbery, en la Iglesia que lleva su nombre”

(La Liturgia Cotidiana, San Pablo, Paraguay, 27/05/2022, pág. 79).

En la época de Cristo se creía que precederán a los últimos tiempos grandes tribulaciones y sufrimientos espantosos con muchas violencias. Pero luego las alegrías del tiempo futuro vendrán. La imagen de los dolores de la mujer embarazada que dará a luz (que tendrá su bebé), se usaba para explicar el paso por las tribulaciones, aunque esos dolores tan intensos serán breves. Y pasarán los dolores y sufrimientos cuando nazca la criatura. Una vez nacida la criatura, la mamá se olvida por lo que pasó, porque a quien le tiene delante vale muchísimo más que todos los padecimientos posibles que una persona sufra en toda su historia. Pensemos en el testimonio de Pablo, quien recibiera el favor del Imperio romano, sin embargo, no se vende ni interrumpe su misión. Él es libre y comprende para quien es toda su vida y su misión (cf. Hech 18,9-18).

Hay un contraste fuerte entre los de la Iglesia y el mundo; unos sufren, otros gozan. ¿Por qué sería que unos sufren y otros gozan? La causa principal de la tristeza sería la soledad en medio del mundo, de creyentes que sin ser del mundo deben vivir en el mundo. Soledad por el rechazo y odio contra los seguidores del Señor. Recordemos que el mundo es incapaz de amar aquello que no es suyo ni a quienes no son de los suyos, pues el discípulo con su forma de ser denuncia contra su seguridad y autosuficiencia. Los del mundo están centrados sólo en sí mismos, son autorreferenciales, soberbios y envidiosos, codiciosos y avaros. El creyente es tan generoso que por tenerle a la fuente del Amor, ama siempre y a todos, es humilde y no mezquino, sino generoso. El mundo está alegre frente a la tristeza de la Iglesia; está alegre porque es perseguida, por pasar tribulaciones en medio de una cultura cada vez más pagana y mundanizada. Vaya forma de alegrarse: aplastando y haciendo que los seguidores de Cristo no tengan paz, sin saber que la paz viene de Dios y no de falta de coacciones externas. Pero recordemos que la tristeza se convertirá en gozo. El distanciamiento del mundo nos da tristeza, pero al mismo tiempo, alegría. Porque viene la alegría con el distanciamiento interno del mundo para vivir con verdadera libertad (cf. Jn 8,32). El cristiano no está atado a algo tangible, pues le tiene a Dios dentro de sí. Ese encuentro espiritual no se da sólo con el Jesús de Nazareth, con su ser físico, a quien se le apresó y condenó, sino con el Cristo resucitado, que produce muchísima alegría por su presencia y la seguridad que comunica.

Ahí, en ese encuentro con el Cristo Resucitado, uno se da cuenta que todo valió la pena. Tanta será la alegría que ayudará a olvidar cualquier sufrimiento o dolor, o tristeza o angustia, que una persona pase. Se cumple lo que Jesús les dice, por ejemplo, en relación a la Magdalena y los discípulos, cuando “se llenaron de alegría al ver al Señor” resucitado (cf. Jn 20 y 21). Es la presencia de Jesús lo que genera alegría, pues “con Cristo nace y renace la alegría” (EG 1). La persona plena de Dios, llena del Espíritu Santo, estará con tanta paz y alegría, que nada ni nadie le podrá robar ese gozo que nace de su interior. No querrá nada más, nadie podrá llenar de gozo como Dios lo hace cuando entramos en plena comunión con Él.

Ya no hará falta preguntar nada, porque habrá certeza, comprendiendo toda la Verdad (cf. Jn 16,12-15). Por tanto, Jesús ya no será desconcertante como lo fue antes, ya no habrá incomprensión ante el misterio, al tener todo aclarado con el gran Amor de Dios activo como un gran fuego de gozo en nuestra interioridad. Además, es el Espíritu Santo quien irá dándonos a conocer todo lo necesario para nuestra salvación y del mundo entero, con el auxilio de su Palabra presente en las Sagradas Escrituras, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia que nos orienta a lo largo de los siglos. Ese misterio de la existencia humana se aclara a la luz de la fe en Dios que está vivo. La característica de esta alegría llevará a no tener más interrogantes, pues todo se entenderá desde el amor y la misericordia, y al cumplirse lo que Jesús prometió, siendo partes de esa experiencia, seguramente llegaremos a la total y plena alegría. ¡Qué alegría!.

Anuncios
Anuncios

Anuncios
Anuncios

Anuncios
Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s