DEVOCIONARIO 28 de Mayo

Encuentra una oración para tu Devoción preferida: Amando a la Santísima Virgen, Conociendo a San José, Adoradores Eucarísticos, Por las Benditas Almas del Purgatorio, Aumenta tu Fe, Orando por los Sacerdotes, Meditando con los Santos, Devocionario, Actos de Reparación, Oraciiones de Sanación y Liberación
Anuncios

FIAT / AMANDO A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

Oración a María

Oh Jesús, Que Vives En María

Oh Jesús, que vives en María,
ven a vivir en nosotros, Tus siervos,
con Tu Espíritu de santidad,
con la plenitud de Tu poder,
con la verdad de Tus virtudes,
con la perfección de Tus caminos,
con la comunión de Tus misterios.
Domina sobre todo poder enemigo,
por tu Espíritu Santo, para gloria del Padre. Amén.

Anuncios

CONOCIENDO A SAN JOSÉ

ORACIÓN A SAN JOSÉ

Oh benignísimo Jesús, así como consolaste a tu padre amado de la pena que le causó la profecía de Simeón, mostrándole el innumerable coro de los Santos, así te suplicamos humildemente, por intercesión de San José que nos concedas la gracia de ser de aquellos para quienes tu sirves, no de ruina, sino de resurrección, y que correspondamos fielmente a tu gracia para que vayamos a tu gloria.

Anuncios

ADORADORES EUCARÍSTICOS

Oración De Santo Tomás De Aquino Para Después De Misa

Gracias de doy, Señor Santo, Padre todopoderoso, Dios eterno, porque a mí, pecador, indigno siervo tuyo, sin mérito alguno de mi parte, sino por pura concesión de tu misericordia, te has dignado alimentarme con el precioso Cuerpo y Sangre de tu Unigénito Hijo mi Señor Jesucristo. Suplícote, que esta Sagrada Comunión no me sea ocasión de castigo, sino intercesión saludable para el perdón; sea armadura de mi fe, escudo de mi voluntad, muerte de todos mis vicios, exterminio de todos mis carnales apetitos, y aumento de caridad, paciencia y verdadera humildad, y de todas las virtudes: sea perfecto sosiego de mi cuerpo y de mi espíritu, firme defensa contra todos mis enemigos visibles e invisibles, perpetua unión contigo, único y verdadero Dios, y sello de mi muerte dichosa. Ruégote, que tengas por bien llevar a este pecador a aquel convite inefable, donde Tú, con tu Hijo y el Espíritu Santo, eres para tus santos luz verdadera, satisfacción cumplida, gozo perdurable, dicha consumada y felicidad perfecta. Por el mismo Cristo Nuestro Señor. Amén.

Anuncios

POR LAS BENDITAS ALMAS DEL PURGATORIO

ORACIÓN DE 7 PETICIONES POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO

I.- ¡Señor, Dios Todopoderoso, por la preciosísima sangre que tu Hijo muy amado derramó sobre el huerto de Getsemaní, te suplico que liberes a las almas del Purgatorio, en especial a aquellas que están más abandonadas! Condúcelas a tu gloria para que te alaben y glorifiquen en la eternidad. Amén.

Padre Nuestro Avemaría y Gloria.

V/. Dales, † Señor el descanso eterno.

R/. Y brille para ellos la luz perpetua.

V/. Que descansen en paz.

R/. Amén.


II.-¡Señor, Dios Todopoderoso, por la preciosísima sangre que tu Hijo muy amado derramó durante la despiadada flagelación, te suplico que liberes a las almas del Purgatorio, en especial a aquellas que están más cerca de gozar la eternidad. Déjalas que comiencen ahora a alabarte y glorificarte en la eternidad. Amén.

Padre Nuestro Avemaría y Gloria.

V/. Dales, † Señor el descanso eterno.

R/. Y brille para ellos la luz perpetua.

V/. Que descansen en paz.

R/. Amén.


III.-¡Señor, Dios Todopoderoso, por la preciosísima sangre que tu Hijo muy amado derramó durante la dolorosa coronación de espinas, te suplico que liberes a las almas del Purgatorio, en especial a aquellas que más necesitan tu intersección! No permitas que esperen más para que te puedan alabar y glorificar en la eternidad. Amén.

Padre Nuestro Avemaría y Gloria.

V/. Dales, † Señor el descanso eterno.

R/. Y brille para ellos la luz perpetua.

V/. Que descansen en paz.

R/. Amén.


IV.-¡Señor, Dios Todopoderoso, por la preciosísima sangre que tu Hijo muy amado derramó en las calles de Jerusalén cuando llevaba la cruz sobre su bendita espalda, te suplico que liberes a las almas del Purgatorio, en especial a aquellas que ante tus ojos posee los mayores méritos para que, desde lo alto del trono glorioso que las espera, te puedan alabar y glorificar en la eternidad. Amén.

Padre Nuestro Avemaría y Gloria.

V/. Dales, † Señor el descanso eterno.

R/. Y brille para ellos la luz perpetua.

V/. Que descansen en paz.

R/. Amén.


V.-¡Señor, Dios Todopoderoso, por el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo muy amado, Jesucristo, que Él mismo en la noche anterior a su muerte ofreció a sus amados apóstoles como alimento y bebida, dejando de este modo una ofrenda continua y alimento que da vida para los fieles de toda la Iglesia, te suplico que liberes a todas las almas del Purgatorio, en especial a la que honró mas este secreto de su infinito amor, para que pueda con tu Hijo muy amado y El Espíritu Santo, por medio de sus santos Sacramentos, alabarte y glorificarte en la eternidad. Amén.

Padre Nuestro Avemaría y Gloria.

V/. Dales, † Señor el descanso eterno.

R/. Y brille para ellos la luz perpetua.

V/. Que descansen en paz.

R/. Amén.


VI.-¡Señor, Dios Todopoderoso, por la preciosísima sangre que tu Hijo muy amado derramó de sus manos y sus pies cuando estaba en la cruz, te suplico que liberes a las almas del Purgatorio, en especial a aquellas por las que más debo rezar. No permitas que permanezcan allí por más tiempo por mi culpa, para que te puedan alabar y glorificar en la eternidad. Amén.

Padre Nuestro Avemaría y Gloria.

V/. Dales, † Señor el descanso eterno.

R/. Y brille para ellos la luz perpetua.

V/. Que descansen en paz.

R/. Amén.


VII.-¡Señor, Dios Todopoderoso, por la Sangre y Agua preciosísimas que manaron del costado de tu Hijo muy amado ante los ojos de su bienaventurada Madre y por su gran angustia, te suplico que liberes a las almas del Purgatorio, en especial a la que más honró íntimamente a la Santa Madre del Cielo y Señora Nuestra! Permítele pronto entrar en tu gloria para que te pueda glorificar y alabar con María en la eternidad. Amén.

Padre Nuestro Avemaría y Gloria.

V/. Dales, † Señor el descanso eterno.

R/. Y brille para ellos la luz perpetua.

V/. Que descansen en paz.

R/. Amén.

Anuncios

AUMENTANDO NUESTRA FE

Acto De Fe

Yo creo, Señor; en Ti
que eres la Verdad Suprema.
Creo en todo lo que me has revelado.
Creo en todas las verdades
que cree y espera mi Santa Madre
la Iglesia Católica y Apostólica.
Fe en la que nací por tu gracia,
fe en la que quiero vivir y luchar,
fe en la que quiero morir.
Con la ayuda de Vuestra Santísima Madre. Amén.

Anuncios

ORACIÓN POR LOS SACERDOTES

Deprecación

℣: Oh Padre celestial
℟: Padre y pastor de todos los fieles, que por vuestro Santo Espíritu regís y santificáis la Santa Iglesia y por Jesucristo habéis revelado, a todos los pueblos de la tierra, la majestad de vuestro nombre: Haced que la obra de vuestra misericordia perduré y se acreciente sobre la tierra, para que vuestra Iglesia se propague siempre más y persevere en la constante confesión de vuestro nombre.

℣: Oh supremo y eterno pastor, Jesucristo:
℟: Os recomendamos el sumo Pontífice, vicario vuestro de la tierra; oíd sus ruegos y escuchad las suplicas que os dirige por el triunfo de vuestra Santa Iglesia y la mayor gloria de vuestro nombre. Dirigidlo con vuestra luz, protegedlo con vuestro poder e infundidle vuestra fortaleza, para que gobierne dignamente la Iglesia.

℣: Oh Espíritu Santo:
℟: Vos que dais la paz y amáis la concordia, conceded a todos vuestros siervos, los gobernantes cristianos, la verdadera concordia en el bien. Alegad las guerras, enemistades y disensiones, para que vuestros fieles os sirvan en perfecta libertad de fe.

℣: Oh Santísima Trinidad
℟: Vos habéis llamado a todos los hombres a la bienaventuranza eterna, y no queréis que un uno solo se pierda: mirad con misericordia aquellas almas que se hallan engañadas por la astucia del espíritu del mal. Haced que todos los cristianos vuelvan a la unidad de la fe, abandonando las disidencias y renunciando los errores. Libertad a los pueblos que aun gimen en las tinieblas del paganismo, bajo el yugo de su idolatría e infidelidad y reunidlos a todos en el seno de la Iglesia. Amén.

Anuncios

MEDITANDO CON LOS SANTOS

San Gregorio de Nisa

Les he dado la gloria que Tú me diste

Homilía sobre el Cantar de los Cantares 15

Si el amor logra expulsar completamente al temor y éste, transformado, se convierte en amor, entonces veremos que la unidad es una consecuencia de la salvación, al permanecer todos unidos en la comunión con el solo y único bien, santificados en aquella paloma simbólica que es el Espíritu.

Este parece ser el sentido de las palabras que siguen: Una sola es mi paloma, sin defecto. Una sola, predilecta de su madre.

Esto mismo nos lo dice el Señor en el Evangelio aún más claramente: Al pronunciar la oración de bendición y conferir a sus discípulos todo su poder, también les otorgó otros bienes mientras pronunciaba aquellas admirables palabras con las que él se dirigió a su Padre. Entonces les aseguró que ya no se encontrarían divididos por la diversidad de opiniones al enjuiciar el bien, sino que permanecerían en la unidad, vinculados en la comunión con el solo y único bien. De este modo, como dice el Apóstol, unidos en el Espíritu Santo y en el vínculo de la paz, habrían de formar todos un solo cuerpo y un solo espíritu, mediante la única esperanza a la que habían sido llamados. Éste es el principio y el culmen de todos los bienes.

Pero será mucho mejor que examinemos una por una las palabras del pasaje evangélico: Para que todos sean uno como tú, Padre, en mí y yo en ti; que ellos también lo sean en nosotros

El vínculo de esta unidad es la gloria. Por otra parte, si se examinan atentamente las palabras del Señor, se descubrirá que el Espíritu Santo es denominado gloria. Dice así, en efecto: Les di a ellos la gloria que me diste. Efectivamente les había dado aquella misma gloria, cuando les dijo: Recibid el Espíritu Santo

Aunque el Señor había poseído siempre esta gloria, incluso antes de que el mundo existiese, la recibió, sin embargo, en el tiempo, al revestirse de la naturaleza humana; una vez que ésta fue glorificada por el Espíritu Santo, cuantos tienen algún parentesco con esta gloria, se convierten en partícipes del Espíritu, empezando por los apóstoles.

Por eso dijo: Les di a ellos la gloria que me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí; para que sean completamente uno. Por lo cual todo aquél que ha crecido hasta transformarse de niño en hombre perfecto, ha llegado a la madurez del conocimiento. Finalmente, liberado de todos los vicios y purificado, se hace capaz de la gloria del Espíritu Santo; éste es aquella paloma perfecta a la que se refiere el Esposo cuando dice: Una sola es mi paloma, sin defecto.

Anuncios

DEVOCIONARIO

Himno de Pascua

La bella flor que en el suelo
plantada se vio marchita
ya torna, ya resucita,
ya su olor inunda el cielo.

De tierra estuvo cubierto,
pero no fructificó
del todo, hasta que quedó
en un árbol seco injerto.
Y, aunque a los ojos del suelo
se puso después marchita,
ya torna, ya resucita,
ya su olor inunda el cielo.

Toda es de flores la fiesta,
flores de finos olores,
más no se irá todo en flores,
porque flor de fruto es ésta.
Y, mientras su Iglesia grita
mendigando algún consuelo,
ya torna, ya resucita,
ya su olor inunda el cielo.

Que nadie se sienta muerto
cuando resucita Dios,
que, si el barco llega al puerto,
llegamos junto con vos.
Hoy la cristiandad se quita
sus vestiduras de duelo.
Ya torna, ya resucita,
ya su olor inunda el cielo.

Anuncios

ACTOS DE REPARACIÓN

Oración para hacer reparación ante Cristo Eucaristía

Perdón, Señor, perdón

– Por los sacrilegios, robos y blasfemias contra la Sagrada Eucaristía,

– Por tantos lugares del mundo donde los sacerdotes y fieles no pueden celebrar libremente la Santa Misa o se ven obligados a hacerlo en secreto por persecución.

 – Por las faltas de respeto e impiedad en las iglesias y ante el Sagrario

 – Por la dejadez y abandono al dejar de asistir a la Santa Misa dominical

– Por la omisión en tantos bautizados al rechazar la confesión y comunión por Pascua

– Por las faltas de inconsciencia en familiares de personas moribundas al dejar que fallezcan sin la asistencia de los sacramentos

– Por la despreocupación respecto de la primera y frecuente Comunión de los niños

– Por las comuniones tibias y frías

– Por las comuniones sacrílegas

– Por los sacerdotes que celebran la Santa Misa en condiciones personales inadecuadas, o por enseñar una vida litúrgica y eucarística contraria a la que manda la Iglesia

– Por la conciliación de la Misa y la recepción de la Sagrada Comunión con vidas incoherentes y vacías de fervor,

– Por la persecución sistemática, violenta o solapada, de los sacerdotes, fieles y personas cristianas que confiesan su Fe en Cristo.

Oración: Señor nuestro, Jesucristo, que has querido permanecer en el Sacramento hasta la consumación de los siglos para dar a tu Padre una gloria infinita y a nosotros el aliento de la inmortalidad; que te has expuesto a todos los ultrajes de los impíos antes de abandonar a tu Iglesia; concédenos la gracia de llorar con verdadero dolor los ultrajes y descuidos que cometen los hombres contra el mayor de los sacramentos, danos celo eficaz para reparar los oprobios que has sufrido en este misterio inefable. Tú que vives y reinas con Dios Padre, en unión del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Anuncios

SANACIÓN Y LIBERACIÓN

Oración por un hijo que necesita oración

 

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, hago esta oración por mi hijo ___, que necesita oración en este momento.

Señor Jesús, vengo a Ti, cargad@ con un dolor muy grande, con una preocupación y un sentimiento en mi pecho que no me deja en paz.

Acudo a Ti Dios santo, para rogarte por mi hij@ en este momento, porque está pasando por un momento muy difícil y porque ahora más que nunca mi hij@ te necesita, Señor.

Tú, conoces bien por lo que está pasando, y sabes que con todo mi amor de madre (padre), no puedo hacer más por él.

Pero confío en Ti, Señor, confío en que mi oración, Tú la escuchas.

Te ruego mi Señor, que, en estos momentos, cubras a mi hij@ con tu preciosísima sangre.

Esa que derramaste injustamente en la cruz por amor a nosotros.

Señor, que tu sangre sea el sello que pones sobre mi hijo; por encima, por debajo, enfrente, atrás y a cada lado de él o de ella.

Un sello impenetrable para el mal, la enfermedad, los enemigos, accidentes y problemas.

Que el mal que en este momento le está causando tanto daño, salga de su vida, gracias a tu misericordia y tu poder.

Que nada pueda seguirle causando daño, que vuelva a estar como antes, cuando estaba bien, cuando nada de esto estaba pasando en su vida.

Yo te invoco Señor Jesús, para que Tú, cargues a mi hij@ sobre tus poderosos brazos y lo saques del peligro, lo poses en un lugar seguro, tranquilo, bajo tu cuidado y el de tus ángeles.

No permitas Señor Jesús, que este mal perdure en él, ni que su sufrimiento se alargue.

Te pido amado Jesús, por mi hij@, porque te necesita, porque necesita esta oración que la haré hoy y todos los días hasta que salga de este problema y vuelva a estar bien en todo sentido.

Protege a mi hij@ mi Señor, Tú, sabes cómo sufro al verl@ así y no poder ayudarlo, sabes que su dolor es mi dolor y por eso también sé que Tú, sufres por nosotros.

Oro por mi hij@ Dios mío, oro por su salud, por su protección, por su bienestar físico, mental y espiritual.

Envuélvel@ con tu sangre sagrada Señor, que nada malo pueda llegar a él ahora, que nada malo lo pueda tocar, que el enemigo se aparte, que la enfermedad se desvanezca, que el peligro desaparezca de su vida.

Escucha mi oración Jesucristo misericordioso, escucha mi clamor y el dolor que siento en lo más profundo.

Mi fe esta puesta en Ti, mi Jesús, mi fe es lo que me mantiene con tanta esperanza y certeza de que mi hij@ pronto estará bien y feliz de nuevo.

Bendito seas Señor, por escuchar mi oración y la oración de todos los padres y madres que oramos por nuestros hijos con la certeza de que nuestras oraciones llegan al cielo, y Tú las recibas en persona con mucho amor.

En tus manos Señor, pongo el bienestar de mi hij@ a partir de este instante, en tus manos sanadoras, protectoras y milagrosas, yo entrego a mi hij@, para que Tu lo levantes de este mal momento, lo eleves por encima del mal y lo hagas victorios@.

Toda la gloria es para Ti, Señor, porque Tú, te sacrificaste por nuestros pecados, nos liberaste de nuestras culpas y las asumiste como si fueran tuyas para liberarnos del dolor y el sufrimiento.

Mi hij@ necesita de tu cuidado en este momento Señor, necesita de tu compañía, de tu guía, de tu intervención en su vida.

Y yo confío plenamente en que Tu, no lo dejarás sol@ ni un instante desde hoy.

Que lo malo queda ahora en el pasado y cada día vendrán cosas mejores para él o ella.

Bendice a mi hijo@ Señor Jesucristo, bendice su vida, su salud, su tranquilidad.

Bendícel@ con buenas personas a su lado, con mucho amor y sobre todo con mucha fe en Ti.

Guía su camino, que nunca se suelte de tu mano, ni se aparte del camino que Tú tienes para él.

Que te busque y encuentre la paz que tanto necesita en el encuentro contigo.

Que reconozca que Tú, eres el único dador de vida y el que está siempre dispuesto para recibirlo y aliviar sus penas.

Señor, derrama tu amor sobre mi hijo, sobre toda su vida, para que nunca le falte nada, especialmente el alimento espiritual, que eres Tú.

Que encuentre en Ti, todo lo que le falta; que siempre sea una persona de buen corazón y de mucha fe.

Señor, nuevamente te invoco para pedirte que habites en la vida y el cuerpo de mi hij@; y yo descanso en tranquilidad, porque siento en mi corazón que mi oración ha llegado a Ti.

Amén.

Anuncios

NO TE QUEDES SIN LA LECTIO DIVINA…

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s