DEVOCIONARIO por los Hijos

A través de estos salmos y esta oración por un hijo o hija, pedimos al Señor Jesucristo que obre en la vida de nuestr@ hij@ trayendo felicidad, paz y prosperidad

Anuncios

Fuente y publicación original: https://oraciones.dev/

ORACIÓN I

Señor Jesucristo te presento estos salmos en donde tu palabra se revela ante nosotros con tanta sabiduría, amor y compasión.

Te ofrezco Señor, estos salmos por mi hijo (Nombre del hijo, hija o los hijos e hijas).

Te los ofrezco con toda mi fe, por su protección, para que le liberes y protejas de todo mal y peligro.

Para que le cubras con el poder de mi oración que le protegen, le alejan del peligro y de las personas malas.

A través de tu palabra Señor, yo sé que recibimos tu poder y que Tú, nos escuchas.

Te pido Señor, que me des la tranquilidad de ver a mi hij@ bien. De verle san@, feliz, tranquil@, llen@ de bendiciones y rodead@ de buenas personas.

Señor me inclino ante Ti, para pedirte que libres a mi hijo/hija de todos los peligros y males de este mundo. Aléjal@ de la violencia y de la gente intolerante y peligrosa.

Recurro a Ti mi Señor, para pedirte que guíes a mi hijo por el buen camino. Para poner su vida, su seguridad y su felicidad en tus poderosas manos.

Te pido que yo pueda tener una buena comunicación con él o ella, que me respete y escuche con amor mi consejo.

Cuando tenga problemas y discusiones con mi hij@, te pido Señor, que me des la sabiduría para llegar a su corazón de la mejor manera y poder solucionar todas nuestras diferencias sin resentimientos.

Que mantengamos una buena relación por encima de cualquier situación que se nos presente.

Señor Jesús, abre tus brazos para abrazar a mi hij@, para que lo recibas en tu corazón con todo tu amor y misericordia.

Para que él o ella sienta que no está sol@, que Tú le amas y lo ayudas cada día en su camino y que estás presente en su vida.

Que tu santa voluntad Dios mío, se haga sobre la vida de mi hij@.

Bendíceme Señor, para saber cómo actuar cuando más me necesite; para ser siempre una buena madre (padre) y saber conducirlo hacía lo correcto y especialmente hacía Ti.

Escucha Señor esta oración y dame esa tranquilidad en mi corazón que tanto necesito.

Aunque mi hij@ este pasando por problemas, yo no pierdo la fe en Ti.

Yo sé que Tú, eres el único camino y que pronto las cosas serán maravillosas en su vida, y que todo lo malo será parte del pasado.

Sé que muy pronto, tu respuesta a mi oración y mi fe, será visible en la vida de mi hij@.

Ampara a mi hij@ Señor, dale tu provisión de salud, de amor, de paz, de abundancia en todos los aspectos buenos de su vida.

Tú conoces los anhelos de mi corazón para mi hij@; y en esta oración Señor, ruego a Ti porque los pueda ver materializados en su vida.

Señor, protege a mi hij@ con tu túnica bendita para que nada malo le pase.

Yo te agradezco infinitamente por la vida de mi hij@, por haberme dado el regalo de su existencia.

Por confiar en mí, como madre (padre), porque con él (ella), bendijiste mi vida, me diste motivos para luchar y conocí el amor más sincero.

Te pido que le guíes siempre por el camino del bien; que sepa decir “no” a las tentaciones que lo lleven al sufrimiento y el dolor.

Que sepa discernir entre lo bueno y lo malo para su vida futura; que no se deje engañar por las apariencias o las promesas de una vida mejor que no le convenga.

Llena de alegría su vida Señor, llénala de buenas experiencias, de buenas compañías, de oportunidades, de paz y prosperidad.

Tú, sabes Señor, lo que sufro cuando está mal, cuando le veo preocupad@, deprimid@ o en peligro y cuando no va por el camino correcto. Tú, sabes que esto me quita la paz.

Ayúdame a correguirl@ y a conducirlo siempre con amor y sabiduría.

Te pido Dios todo poderoso, que derrames sobre la vida de mi hijo (hija), bendiciones de salud, seguridad, felicidad, amor, abundancia, sabiduría y paz.

Amén.

Te pido Señor, que me des la tranquilidad de ver a mi hij@ bien. De verle san@, feliz, tranquil@, llen@ de bendiciones y rodead@ de buenas personas.
Señor me inclino ante Ti, para pedirte que libres a mi hijo/hija de todos los peligros y males de este mundo. Aléjal@ de la violencia y de la gente intolerante y peligrosa.

Anuncios

BENDICE A MIS HIJOS SEÑOR JESÚS

Bendito y misericordioso Señor Jesús, que nos enseñas cada día tus maravillas y tu amor.

Que estás en medio de nosotros a cada instante, haciendo milagros y prodigios.

Te doy gracias por el milagro de la vida que hoy nos ofreces, y con él la salud, la familia y el pan diario.

Puedo sentir tu presencia Señor, puedo sentir tu amor en el amor de mis hijos y en cada oportunidad que me das cada día para estar junto a ellos.

Puedo sentir tu bendición en este día Señor, porque sé que estás aquí, en nuestro hogar y en nuestro corazón.

Señor, llena con tu luz la vida de mis hijos, para que tu protección los acompañe donde quiera que vayan y con quien quiera que estén.

Para que tu dulzura los envuelva y los haga sentir seguros, amados y capaces en todo momento.

Amado Jesús, elevo esta oración a Ti, por mis hijos. Porque confío en tu infinita misericordia Señor.

Te pido a cada uno de ellos lo abraces, lo acerques a tu corazón, lo tomes en tus manos sagradas y milagrosas.

Hoy te invoco Señor, para entregarte la salud, protección y felicidad de mis hijos.

Te ruego que selles con tu preciosísima sangre, sus vidas, sus destinos, sus actividades, sus relaciones, sus pensamientos y sus sentimientos.

Para que todos los días, reconozcan el camino hacia la felicidad, seguridad y prosperidad que Tú tienes para ellos.

Para que cada día crezcan como personas y como seres espirituales que son.

Que sepan encontrar la felicidad en las cosas que Tú, les das todos los días y agradecer todas las bendiciones que reciben a diario, gracias a tu infinita misericordia.

Señor, te pido que nunca permitas que mis hijos se dejen tentar por los caminos del mal, las drogas, la delincuencia y el dinero fácil.

Que amen la vida, que amen luchar por lo que quieren y conseguir muchas cosas con el fruto de su trabajo laborioso y honesto.

Te pido que sean buenos hijos, respetuosos y orgullosos de ser quienes son.

Señor, escucha mi clamor de madre (padre), lo que más deseo es tu bendición en este día para mis hijos, para que no estén expuestos a tantos peligros que hay en este mundo.

Para que tengan vidas tranquilas, sanas y estén rodeados de personas que los hagan felices y los quieran de verdad.

Señor, si alguno de mis hijos está en peligro de desviarse por el camino del dolor y el mal, te pido que lo perdones, que tengas misericordia de él o ella y le hagas ver en su corazón el gran error que está cometiendo.

Guíalo nuevamente a la sensatez Dios santo, guíalo con amor al camino que sea mejor para su futuro.

Amado Jesús, te pido que envíes sobre mis hijos, a tu madre María santísima, a San José y a tus ángeles y arcángeles para que estén junto a ellos en todo momento.

Para que los custodien y guarden de todo peligro y los asistan en toda necesidad.

Ruego a María santísima que los cubra su santo manto de protección y los haga invisibles ante cualquier enemigo que quiera causarles daño.

Pido a San José que este siempre a su lado, guiándolos y enseñándoles el camino del bien, así como lo hizo con el niño Jesús.

Y ruego a los ángeles y arcángeles que desplieguen sus alas sobre mis hijos y los llenen de su luz y su amor incondicional que los mantiene alejados de los peligros y la enfermedad.

Señor Jesús, Tú que derramaste tu sangre sagrada en la cruz por nosotros, te pido que por tu dolorosa pasión, libres a mis hijos de cualquier dolor, enfermedad o padecimiento físico.

Te ruego Señor, que limpies a mis hijos de cualquier problema de salud que en este momento esté en sus cuerpos, que tengan mucha salud, energía y vitalidad.

Te pido mi buen Jesús que atiendas sus oraciones cuando ellos vengan a Ti y que tengas piedad de ellos cuando te fallen.

Señor Jesús, te pido que bendigas a mis hijos con todo lo material necesario para que tengan una vida tranquila; y los proveas con todos los bienes espirituales para agradarte.

Bendito seas señor Jesús.

Amén.

Amado Jesús, elevo esta oración a Ti, por mis hijos. Porque confío en tu infinita misericordia Señor. Te pido a cada uno de ellos lo abraces, lo acerques a tu corazón, lo tomes en tus manos sagradas y milagrosas. Hoy te invoco Señor, para entregarte la salud, protección y felicidad de mis hijos. Te ruego que selles con tu preciosísima sangre, sus vidas, sus destinos, sus actividades, sus relaciones, sus pensamientos y sus sentimientos.

Anuncios

POR UN HIJO QUE NECESITA ORACIÓN URGENTE

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, hago esta oración por mi hijo ___, que necesita oración en este momento.

Señor Jesús, vengo a Ti, cargad@ con un dolor muy grande, con una preocupación y un sentimiento en mi pecho que no me deja en paz.

Acudo a Ti Dios santo, para rogarte por mi hij@ en este momento, porque está pasando por un momento muy difícil y porque ahora más que nunca mi hij@ te necesita, Señor.

Tú, conoces bien por lo que está pasando, y sabes que con todo mi amor de madre (padre), no puedo hacer más por él.

Pero confío en Ti, Señor, confío en que mi oración, Tú la escuchas.

Te ruego mi Señor, que, en estos momentos, cubras a mi hij@ con tu preciosísima sangre.

Esa que derramaste injustamente en la cruz por amor a nosotros.

Señor, que tu sangre sea el sello que pones sobre mi hijo; por encima, por debajo, enfrente, atrás y a cada lado de él o de ella.

Un sello impenetrable para el mal, la enfermedad, los enemigos, accidentes y problemas.

Que el mal que en este momento le está causando tanto daño, salga de su vida, gracias a tu misericordia y tu poder.

Que nada pueda seguirle causando daño, que vuelva a estar como antes, cuando estaba bien, cuando nada de esto estaba pasando en su vida.

Yo te invoco Señor Jesús, para que Tú, cargues a mi hij@ sobre tus poderosos brazos y lo saques del peligro, lo poses en un lugar seguro, tranquilo, bajo tu cuidado y el de tus ángeles.

No permitas Señor Jesús, que este mal perdure en él, ni que su sufrimiento se alargue.

Te pido amado Jesús, por mi hij@, porque te necesita, porque necesita esta oración que la haré hoy y todos los días hasta que salga de este problema y vuelva a estar bien en todo sentido.

Protege a mi hij@ mi Señor, Tú, sabes cómo sufro al verl@ así y no poder ayudarlo, sabes que su dolor es mi dolor y por eso también sé que Tú, sufres por nosotros.

Oro por mi hij@ Dios mío, oro por su salud, por su protección, por su bienestar físico, mental y espiritual.

Envuélvel@ con tu sangre sagrada Señor, que nada malo pueda llegar a él ahora, que nada malo lo pueda tocar, que el enemigo se aparte, que la enfermedad se desvanezca, que el peligro desaparezca de su vida.

Escucha mi oración Jesucristo misericordioso, escucha mi clamor y el dolor que siento en lo más profundo.

Mi fe esta puesta en Ti, mi Jesús, mi fe es lo que me mantiene con tanta esperanza y certeza de que mi hij@ pronto estará bien y feliz de nuevo.

Bendito seas Señor, por escuchar mi oración y la oración de todos los padres y madres que oramos por nuestros hijos con la certeza de que nuestras oraciones llegan al cielo, y Tú las recibas en persona con mucho amor.

En tus manos Señor, pongo el bienestar de mi hij@ a partir de este instante, en tus manos sanadoras, protectoras y milagrosas, yo entrego a mi hij@, para que Tu lo levantes de este mal momento, lo eleves por encima del mal y lo hagas victorios@.

Toda la gloria es para Ti, Señor, porque Tú, te sacrificaste por nuestros pecados, nos liberaste de nuestras culpas y las asumiste como si fueran tuyas para liberarnos del dolor y el sufrimiento.

Mi hij@ necesita de tu cuidado en este momento Señor, necesita de tu compañía, de tu guía, de tu intervención en su vida.

Y yo confío plenamente en que Tu, no lo dejarás sol@ ni un instante desde hoy.

Que lo malo queda ahora en el pasado y cada día vendrán cosas mejores para él o ella.

Bendice a mi hijo@ Señor Jesucristo, bendice su vida, su salud, su tranquilidad.

Bendícel@ con buenas personas a su lado, con mucho amor y sobre todo con mucha fe en Ti.

Guía su camino, que nunca se suelte de tu mano, ni se aparte del camino que Tú tienes para él.

Que te busque y encuentre la paz que tanto necesita en el encuentro contigo.

Que reconozca que Tú, eres el único dador de vida y el que está siempre dispuesto para recibirlo y aliviar sus penas.

Señor, derrama tu amor sobre mi hijo, sobre toda su vida, para que nunca le falte nada, especialmente el alimento espiritual, que eres Tú.

Que encuentre en Ti, todo lo que le falta; que siempre sea una persona de buen corazón y de mucha fe.

Señor, nuevamente te invoco para pedirte que habites en la vida y el cuerpo de mi hij@; y yo descanso en tranquilidad, porque siento en mi corazón que mi oración ha llegado a Ti.

Amén.

Señor Jesús, vengo a Ti, cargad@ con un dolor muy grande, con una preocupación y un sentimiento en mi pecho que no me deja en paz. Acudo a Ti Dios santo, para rogarte por mi hij@ en este momento, porque está pasando por un momento muy difícil y porque ahora más que nunca mi hij@ te necesita, Señor. Tú, conoces bien por lo que está pasando, y sabes que con todo mi amor de madre (padre), no puedo hacer más por él.
Pero confío en Ti, Señor, confío en que mi oración, Tú la escuchas.

Anuncios

ORACIÓN POR UNA HIJA QUE ESTÁ ENFERMA

Señor Jesucristo, envuelve con tu sangre preciosa a mi hija ___.

Cúbrela y protégela con tu sello, el mayor escudo ante la enfermedad y cualquier peligro o dificultad.

Dios Padre, te ruego que envíes a tus ángeles y arcángeles de la salud; a la santísima virgen María y a San José alrededor de mi hija, sanando su cuerpo de esta enfermedad que la está acechando.

Que la virgen santísima llegue a ella desplegando todo su amor maternal y puro, cubriendo con su manto sagrado todo su cuerpo y dándole la fortaleza física y espiritual que necesita para sanarse pronto.

Virgencita, que tu mirada dulce y transparente la llene de amor, de paz y tranquilidad para que sienta que no está sola, que tú la estás acompañando y cuidando.

Que sienta el amor de su madre en el cielo y de su madre en la tierra que ora por ella para que supere pronto esta enfermedad.

Señor, que tus ángeles y arcángeles de la salud se posen sobre ella, la cubran con sus alas protectoras, quitando sus dolores, destruyendo esta enfermedad y todos sus síntomas.

Liberándola de sus dolores, sus malestares y sus miedos.

Limpiando su sangre, sus órganos, sus huesos, su cerebro y sus sentidos de todo mal. Restaurando su salud y llenándola de vitalidad y ganas de vivir.

Que su ángel guardián sea el primero en estar siempre a su lado; fortaleciéndola y guiando a sus médicos para que de acuerdo a tu sagrada voluntad tomen siempre las mejores decisiones con respecto a su tratamiento.

Dios santísimo, te pido que me des la oportunidad de ver a mi hija sana de nuevo. Siguiendo con su vida y sus planes; siendo feliz de nuevo.

Que el santo de los santos, el que Tú escogiste como padre de tu hijo Jesucristo aquí en la tierra: “San José bendito”, se mantenga a su lado, la ayude a salir pronto de su enfermedad sin importar lo que digan los médicos.

Amado San José, así como has ayudado a tantos enfermos postrados o con enfermedades incurables; con pronósticos difíciles, que han confiado su salud en tus manos y que se han convertido en testimonios de milagros de sanación; yo confió en ti la salud de mi hija.

Por encima de todas las cosas, Padre amado, te pido que tengas piedad de mi hija y de mí, que sufro por ella.

Que, de acuerdo a tu voluntad, ella reciba el regalo de su salud física y mental. Que su vida sea testimonio de su fe y de mi fe.

Que mi familia este feliz de nuevo, que reine la tranquilidad y la confianza en que ella va a estar bien de nuevo, llena de vida, con motivos para agradecer cada día de vida y a prender a valorar más la salud y la benevolencia de nuestro Dios todopoderoso.

Que de todo esto aprenda a amar más la vida, a ser más feliz con lo que tiene y a disfrutar cada día intensamente.

Que mi hija se levante de su enfermedad Señor, que su vida este llena de nuevos motivos para vivir.

Que aprenda a cuidarse más, a cuidar su salud y agradecer a Dios por su amor y su misericordia.

Bendito seas Padre amado, porque me has escuchado; porque sé que mi hija está ahora bajo custodia celestial.

Amén.

Por encima de todas las cosas, Padre amado, te pido que tengas piedad de mi hija y de mí, que sufro por ella.Que, de acuerdo a tu voluntad, ella reciba el regalo de su salud física y mental. Que su vida sea testimonio de su fe y de mi fe. Que mi familia este feliz de nuevo, que reine la tranquilidad y la confianza en que ella va a estar bien de nuevo, llena de vida, con motivos para agradecer cada día de vida y a prender a valorar más la salud y la benevolencia de nuestro Dios todopoderoso.

Anuncios

ORACIÓN POR UN HIJO

Amado Señor Jesucristo, yo vengo a Ti en este día con toda mi fe para poner bajo tu protección y amparo a mi hijo ___.

Te ruego que, con el poder de tu preciosísima sangre, selles a mi hijo, su cuerpo, su alma, sus pensamientos y sus sentimientos.

Te pido Señor Jesús, que envíes sobre mi hijo a tus ángeles, arcángeles y huestes celestiales para que lo acompañen en este día, en este momento y cada vez que necesite protección, ayuda y sanación.

Él necesita de Ti Señor, que lo guíes, que lo ilumines en todas sus cosas y lo mantengas siempre cerca a tu corazón.

Dale tu bendición Señor, y que esta bendición abarque toda su vida, llegue a donde más la necesita para que siempre esté protegido y le vaya bien en todas sus cosas.

Tú, que también sufres con nuestro dolor, sabes lo que sufro cuando él está mal y no lo puedo ayudar.

Sabes cuánto dolor siento en mi corazón, pero también puedes ver cuánto te amo y confío en tu poderosa asistencia y en que él nunca estará solo.

Sé que acudes a mi llamado por mi hijo, amado Jesús. Sé que actuarás en su vida y siempre estará cubierto por tu infinita misericordia.

Te pido mi Señor, que alejes a mi hijo de todas las personas que no lo quieren con sinceridad, que le causan dolor y se quieren aprovechar de él.

Apártalo de las malas amistades, los vicios, los problemas graves y la enfermedad.

Tómalo en tus dulces brazos, como hijo tuyo que también es, y cuida de él, para que tenga una vida feliz, segura y prospera.

Que pueda encontrar el camino correcto para alcanzar sus metas, cumplir todos sus sueños y hacer todo lo que él más desea, de acuerdo con tu santa voluntad.

Que este rodeado de gente buena, de buen corazón y encuentre motivación y fuerza espiritual para salir adelante.

En la oración encuentro el medio para comunicarme contigo y la fuerza que me llena el alma de fe para saber que mi hijo estará bien porque Tú, me has escuchado.

Mi corazón descansa porque Tú me escuchas Señor, y mi hijo está bajo tu protección y la de tus seres celestiales.

Amén.

Te pido Señor Jesús, que envíes sobre mi hijo a tus ángeles, arcángeles y huestes celestiales para que lo acompañen en este día, en este momento y cada vez que necesite protección, ayuda y sanación. Él necesita de Ti Señor, que lo guíes, que lo ilumines en todas sus cosas y lo mantengas siempre cerca a tu corazón.Dale tu bendición Señor, y que esta bendición abarque toda su vida, llegue a donde más la necesita para que siempre esté protegido y le vaya bien en todas sus cosas.

Anuncios

ORACIÓN POR LOS HIJOS

Acudo ante ti Virgen santísima, poniendo toda mi fe y mi confianza en que, como Madre de Jesús y Madre nuestra, y habiendo padecido el inmenso dolor de ver sufrir a tu hijo amado sin poder ayudarlo, reconoces y entiendes mis preocupaciones como madre terrenal.

Ahora a ti, que estás en los cielos y nos miras con bondad y amor de madre, te entrego el amparo y protección de mis hijos, porque sé que bajo tu mirada nada puede dañarlos.

Madre divina, ilumina los caminos de mis hijos, para que solo vean los caminos del bien, que los conduzcan a la verdadera felicidad, paz y alegría.

Virgen bondadosa, aleja de mis hijos toda mala amistad, todo enemigo, toda persona hombre o mujer que pueda causarles dolor y sufrimiento.

Abogada nuestra, te pido que intercedas ante el Padre para que a través de tu intercesión sus ofensas sean perdonadas y encuentren el sendero correcto.

Madre bendita, derrama sobre ellos todas tus bendiciones, para que sus vidas sean agradables a Dios, para que vivan unas vidas plenas y felices, para que sus cuerpos seas sanos y fuertes, para que sus mentes sean sanas y puras y sus corazones bondadosos.

Virgen María, te pido que alejes de toda maldad terrenal y sobrenatural a mis hijos.

Aléjalos de todo accidente, infortunio, catástrofe, dolor y enfermedad.

Madre purísima, ayúdalos para que sus problemas y preocupaciones se disuelvan para siempre, y para que siempre los acompañe la abundancia y prosperidad.

Madre de todos los hombres, confío con todo mi corazón en tu asistencia y tu amor; bendice a mis hijos en todo momento, bendice sus vidas, sus relaciones, amistades y todos sus asuntos. 

Bendita madre, con mi corazón de madre te pido también, que en mi relación con mis hijos prevalezca siempre el amor, la comprensión, la armonía, la lealtad, la tolerancia, la paz y el respeto.

Madre celestial, quedo tranquila, porque sé que mis hijos, no pueden estar en mejores manos que las tuyas, y que bajo tu amparo podrán andar con confianza y seguridad por este mundo inseguro sin temores ni peligros.

Hermosa Madre de todos los hombres, te pido también por los niños que no tienen amor en sus hogares, que no tienen un hogar o quien cuide de ellos, y por los que son maltratados por sus propias familias.

Te doy infinitas gracias por tu asistencia y tu protección permanente a mis hijos.

Amén.

Madre divina, ilumina los caminos de mis hijos, para que solo vean los caminos del bien, que los conduzcan a la verdadera felicidad, paz y alegría. Virgen bondadosa, aleja de mis hijos toda mala amistad, todo enemigo, toda persona hombre o mujer que pueda causarles dolor y sufrimiento. Abogada nuestra, te pido que intercedas ante el Padre para que a través de tu intercesión sus ofensas sean perdonadas y encuentren el sendero correcto.

Anuncios

ORACIÓN DE UNA MADRE POR SU HIJO

Padre todopoderoso, tú que eres el amor y la bondad en su máxima expresión; acudo a ti para pedirte en esta ocasión que envíes al ángel guardián de mi hijo (a) _____________, a cumplir su misión protectora en la vida de él (ella).

Ángel guardián de mi amado hijo, en el nombre del Padre, te pido que lo rodees con tus alas de ángel, para que sea invisible ante cualquier accidente, maldad, enemigo o adversidad.

Te pido que, con tu mirada celestial, cuides a mi hijo en todo momento, señalándole los caminos de la luz, la bondad, la prosperidad, el bien, el amor y la paz.

Te pido que él sienta tu compañía, amor y protección, para que sea una persona llena de confianza y seguridad, y sepa discernir entre lo bueno y lo malo, entre lo honesto y deshonesto, entre lo que lo engrandece y lo que no. 

Ángel de la Guarda, te pido que con tu amor, me ayudes a completar mi labor de madre, que las fortalezas que yo no sé o no le puedo enseñar, él las aprenda a través de otras personas o experiencias buenas en su vida.

Que sepa valorar lo que es de Dios, que siempre sea un buen hijo y cristiano, que se sepa apartar con valor y decisión de cualquier tentación y acto que no sea para su bien.

Custodio de mi hijo, prepara para mi hijo un camino de aprendizaje maravilloso, lleno de buenos maestros terrenales, enviados por ti y por nuestro Señor Jesucristo.

Poderoso ángel divino, como ser humano sé que mi hijo también se encontrará con momentos y circunstancias de dolor y adversidad; pero estoy tranquila porque sé que tú nunca lo soltarás de tu mano. 

Te pido que en esos momentos le des toda la fortaleza y entereza que debe tener para superar cualquier situación y salir victorioso, actuando siempre de acuerdo con los preceptos divinos y sin faltar a sus valores y creencias.

Amado Ser que cuidas de mi hijo, te doy gracias por tu amor hacia él, sé que estás dispuesto en todo momento por y para él; gracias por tu servicio y por tu amor incondicional.

Amén.

Ángel de la Guarda, te pido que con tu amor, me ayudes a completar mi labor de madre, que las fortalezas que yo no sé o no le puedo enseñar, él las aprenda a través de otras personas o experiencias buenas en su vida. Que sepa valorar lo que es de Dios, que siempre sea un buen hijo y cristiano, que se sepa apartar con valor y decisión de cualquier tentación y acto que no sea para su bien. Custodio de mi hijo, prepara para mi hijo un camino de aprendizaje maravilloso, lleno de buenos maestros terrenales, enviados por ti y por nuestro Señor Jesucristo.

Anuncios

ORACIÓN A LA PRECIOSA SANGRE DE CRISTO

Con el poder de tu preciosa sangre amado Señor Jesús, te pido que selles en este instante mi cuerpo, mi mente, mis emociones, mis sentidos y mis pensamientos.

Con la preciosa sangre de Cristo sello mi hogar, a los miembros de mi familia (nombres), visitantes, nuestras relaciones familiares, nuestras finanzas, nuestro sustento, negocios y trabajos.

Con la preciosa sangre de Cristo sello mi vivienda, su entrada, sus cimientos, muros, ventanas, habitaciones, techo, muebles, objetos y todo su entorno.

Con la preciosa sangre de Cristo sello todo enemigo visible o invisible, toda persona con malas intenciones hacia mí, mi familia o nuestra casa.

Con la preciosa sangre de Cristo sello toda fuerza maligna a mi alrededor, alrededor de mi casa, mi familia, mi pareja, mis hijos, mi trabajo, mi salud y mi integridad física, para que no tenga ningún poder sobre nosotros.

Con la preciosa sangre de Cristo sello toda fuerza incontrolable de la naturaleza para que no se acerque a mí ni a los míos.

Con el poder de la sangre de Cristo sello todo lo que toque hoy, los sitios que visite, las personas con las que tenga contacto y los caminos por los que transite.

Con el poder de está oración de la sangre de Cristo sello todos mis asuntos financieros, mis negocios, mi sustento y el de mi familia, mis ganancias y mis cuentas bancarias. 

Gracias, amado Señor Jesús por derramar tu preciosa sangre para nuestra redención.

Amén.

Con la preciosa sangre de Cristo sello toda fuerza maligna a mi alrededor, alrededor de mi casa, mi familia, mi pareja, mis hijos, mi trabajo, mi salud y mi integridad física, para que no tenga ningún poder sobre nosotros. Con la preciosa sangre de Cristo sello toda fuerza incontrolable de la naturaleza para que no se acerque a mí ni a los míos. Con el poder de la sangre de Cristo sello todo lo que toque hoy, los sitios que visite, las personas con las que tenga contacto y los caminos por los que transite.

Anuncios

ORACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO POR LOS HIJOS

Señor Jesús, te invoco con todo mi amor para que a través de la preciosa sangre que derramaste por nosotros:

Selles a mis hijos (nombres).

Selles sus cuerpos y sus mentes, su salud física y mental, su vitalidad y su energía.

Selles los caminos por los que transiten y los vehículos en los que se muevan, para que lo hagan solo por lugares seguros.

Selles sus compañías y sus relaciones, para que sean las más sanas, armoniosas y enriquecedoras.

Selles sus proyectos, sus trabajos, sus negocios y finanzas, para que sean siempre prósperos.

Selles su casa, su hogar, los lugares que visiten, para que estén protegidos con el círculo de tu preciosa sangre.

Selles sus enemigos, para que se alejen para siempre.

Selles su integridad física, para que sean invisibles ante cualquier fuerza maligna que pueda dañarlos.

Selles su amor a Dios, para que siempre esté presente en sus corazones y actúen en consecuencia.

Selles su pasado, para que se rompa cualquier atadura, o mala consecuencia de los actos de sus antepasados.

Selles su presente, para que sepan vivir felices, en paz y con la presencia de Dios en sus vidas.

Selles su futuro, para que les depare cosas buenas.

Amén.

Señor Jesús, te invoco con todo mi amor para que a través de la preciosa sangre que derramaste por nosotros: Selles a mis hijos (nombres). Selles sus cuerpos y sus mentes, su salud física y mental, su vitalidad y su energía. Selles los caminos por los que transiten y los vehículos en los que se muevan, para que lo hagan solo por lugares seguros. Selles sus compañías y sus relaciones, para que sean las más sanas, armoniosas y enriquecedoras.
Selles sus proyectos, sus trabajos, sus negocios y finanzas, para que sean siempre prósperos.

Anuncios

Oración de los padres por los hijos

Señor, Padre todopoderoso,
te damos gracias por habernos dado estos hijos.

Es una alegría para nosotros,
y las preocupaciones,
temores y fatigas
que nos cuestan,
las aceptamos con serenidad.

Ayúdanos a amarlos sinceramente.
A través nuestro has hecho surgir vida;
desde toda la eternidad
tú los conocías y amabas.
Danos sabiduría para guiarlos
paciencia para instruirlos
vigilancia para
acostumbrarlos al bien
mediante nuestro ejemplo.

Fortaleces nuestro amor
para corregirlos
y hacerlos más buenos.

Es tan difícil a veces comprenderlos
ser como ellos nos desean, ayudarlos a hacer su camino.


Enséñanos tú Padre
bueno por los méritos de Jesús
tu Hijo y Señor nuestro. Amén

Anuncios

Oración por los Hijos

Señor, ilumina la mente
de nuestros hijos para que
conozcan el camino que tú
has querido para ellos,
para que te puedan dar gloria
y alcancen la salvación.
Sosténlos con tu fuerza,
para que alienten en su vida
los ideales de tu Reino.
Ilumínanos también a nosotros,
sus padres, para que les ayudemos
a reconocer su vocación cristiana
y a realizarla generosamente,
colaborando con tus inspiraciones
interiores. Amén

Señor, ilumina la mente de nuestros hijos para que conozcan el camino que tú
has querido para ellos, para que te puedan dar gloria y alcancen la salvación. Sosténlos con tu fuerza, para que alienten en su vida los ideales de tu Reino.

Anuncios

Oración por la Vocación de los Hijos

Señor, te pido por las vocaciones
de mis hijos, que sea cual sea
la que hayas determinado
para cada uno de ellos,
obtengan la gracia de descubrirla
y aceptarla conforme a tu voluntad,
y se entreguen dócil y generosamente a él,
cumpliendo fielmente los deberes
que la misma les imponga.

Anuncios


SÍGUENOS EN TODAS LAS REDES SOCIALES A TRAVÉS DE:

http://linktr.ee/unpasoaldia

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es qr-rss-unpasoaldia-2-edited-1.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es linktree-unpasoaldia-4-edited.jpg

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s