Nuestra Señora «La Virgen de los Ángeles», patrona de Costa Rica

Dice la historia que había una joven de raza negra que encontró sobre una piedra la imagen de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en los brazos.

Anuncios

#Unpasoaldia #uncaminodefe #SoyLegionario

HISTORIA

El 2 de agosto de 1635, una humilde joven que vivía en el lugar llamado la Puebla de los Pardos, recogía como de costumbre leña en medio del bosque. Sobre una roca, cerca de un manantial, se encontró una pequeña escultura de piedra de una mujer con un bebé en brazos.

Decidió llevarla a su casa, donde la guardó en un cajón. Al día siguiente, volvió al sitio del primer hallazgo, y encontró una talla igual a la encontrada el día anterior, hizo lo mismo, la llevó para su casa para guardarla junto a la otra, pero al buscarla, notó que no estaba, y así guardó la nueva imagen encontrada. De este mismo modo sucedió al tercer día, pero esta vez la llevó al sacerdote de la localidad, Alonso de Sandoval, quien la guardó en un cofre, olvidándose de ella. Al día siguiente, el clérigo abrió la caja y para su sorpresa, no estaba.

La joven volvió al lugar del hallazgo y encontró allí la imagen, llevándola nuevamente al sacerdote quien la guardó dentro del sagrario. Al día siguiente abrió el sagrario y no la encontró, por lo que declaró que aquello era un mensaje de la Virgen María: ella deseaba estar en el bosque, alrededor del pueblo pardo, con los pobres y los humildes. Y así, construyeron un pequeño templo en su honor, donde actualmente se encuentra la Basílica dedicada a Nuestra Señora Reina de los Ángeles.

La pequeña imagen fue bautizada con el nombre de Virgen Morena y tiempo después fue denominada Virgen de los Ángeles, porque el 2 de agosto los franciscanos celebran la fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles. Por esta razón, se tiene la certeza de que el hallazgo ocurrió ese día, pero no así el año exacto, se estima que fue antes de 1639 aunque algunos dan por un hecho que fue en 1635.

La mujer que encontró dicha imagen se conoce como Juana Pereira, se dice que era una joven campesina del lugar, otros también afirman que era mulata; y parece que se perdió en la Historia de Costa Rica. Se sabe que existió pues los escritos de la época y de la Iglesia lo comprueban, sin embargo, no se le dio seguimiento después del hallazgo de la imagen de la Virgen.

El segundo Arzobispo de San José, Víctor Sanabria Martínez, intentó recuperar datos sobre ella. En sus investigaciones detectó que la mayoría de mujeres de esa zona se llamaban Juana y llevaban por apellido Pereira. Al no dar con la identidad de esta muchacha la llamó “Juana Pereira” como un homenaje a todas las campesinas de la época de esa joven que dio con la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles. En ellas se pretendió extender ese honor a toda la cultura indígena y afrodescendiente de Costa Rica.

Anuncios

DEVOCIONARIO A NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES

ORACION A MARIA REINA DE LOS ANGELES



¡Oh Augusta Reina de los Cielos y Señora de los Ángeles!
Pues habéis recibido de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de la serpiente infernal; dignaos escuchar benigna las súplicas que humildemente os dirigimos; enviad la santas legiones para que, bajo vuestras ordenes, combatan a los demonios, donde quiera repriman su audacia y los persigan hasta precipitarlos al abismo.

¿Quién como Dios?
Santos Ángeles y Arcángeles, defendednos y guardadnos. ¡Oh buena y tierna Madre! Vos seréis siempre nuestro amor y nuestra esperanza. ¡Oh divina Madre! Enviad los Santos Ángeles para defendernos y rechazar lejos al demonio, nuestro mortal enemigo. Amén.

Anuncios

 Los costarricenses orgullosos de su patrona, la Virgen de los Ángeles, rezan con fe esta oración:

Oh Soberana Reina de los Ángeles,
Madre amorosísima que te dignaste
escoger a nuestra amada Patria
para que fuera el trono de tus misericordias,
te damos gracias por los innumerables beneficios
recibidos de tu intercesión poderosa
y te suplicamos que nos protejas
en todos los momentos de nuestra vida,
sobre todo cuando nos aflijan las preocupaciones;
a esa hora, Oh Virgen y Madre de Dios,
haz valer tus prerrogativas de Reina y de Madre
ante la Santísima Trinidad;
socórrenos desde el cielo con amor de Madre
y con esplendidez de Reina.
Vela por nuestra amada patria,
Oh Reina Soberana de los Ángeles
y sálvala por amor a Cristo,
Nuestro Rey y Señor.
AMEN.

Anuncios

Oración dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles

Salve, Señora y Reina, Santa María, Madre de Dios, Virgen que se convirtió en la Iglesia, elegido por el Padre en el cielo, consagrado por su amado Hijo su Espíritu, el Consolador: en ti estaba y sigue estando, toda la plenitud de la gracia y todo lo que es bueno.

Salve, su palacio, Salve, su tabernáculo, granizo, su morada, granizo, su bata, Salve, su sirvienta, ¡Salve, su madre!

Oh, Santa Madre, dulce y justo a la vista, para nosotros suplicar al Rey, tu querido hijo, nuestro Señor Jesucristo, a la muerte por nosotros entregados: que, en su piadosa clemencia, y en virtud de su santísima encarnación y una muerte amarga, puede perdonar nuestros pecados.

Santa Virgen María, entre todas las mujeres del mundo, no hay nadie como tú. Eres la hija

y la sirvienta del más alto rey, Padre del cielo.

Eres la madre de nuestro sagradísimo Señor Jesucristo. Eres la señora del Espíritu Santo.

Implora por nosotros, con el arcángel San Miguel, y todos los poderes del cielo y todos los santos, a tu santísimo y amado Hijo, nuestro Señor y Maestro,

Amén.

Anuncios

Oh Soberana Reina de los Ángeles

Oh Soberana Reina de los Ángeles, Madre amorosísima que te dignaste escoger a nuestra amada Patria para que fuera el trono de tus misericordias, te damos gracias por los innumerables beneficios recibidos de tu intercesión poderosa y te suplicamos que nos protejas en todos los momentos de nuestra vida, sobre todo cuando nos aflijan las preocupaciones; a esa hora, Oh Virgen y Madre de Dios, haz valer tus prerrogativas de Reina y de Madre ante la Santísima Trinidad; socórrenos desde el cielo con amor de Madre y con esplendidez de Reina. Vela por nuestra amada patria, Oh Reina Soberana de los Ángeles y sálvala por amor a Cristo, Nuestro Rey y Señor. AMEN.

Anuncios

 Oración a la Virgen de los Ángeles para mejorar la salud

Oh santísima Virgen María, Madre de todo lo hermoso que existe, reina de lo alto y madre de todos los ángeles, todos ellos que te rodean y te obedecen. De entre todas tú eres única, estas rodeada de pureza y llena de amor, hacia todos los que con devoción te siguen, y elevan a ti sus más sinceras súplicas.

Aquí estoy en este momento ante ti, lleno de fe y con la certeza de que me oyes, que pones tu oído hacia los que a ti acuden, para pedir por la salud de sus seres queridos.

Ante ti reposan mis esperanzas, y me abandono en tus hermosos pies sacó a relucir mi más sincero amor por ti, y te suplico como intercesora nuestra ante Dios.

Socórreme en estos momentos de angustia, momentos de soledad donde siento desmayar, en estos momentos de amargura, necesito de tu ayuda oh madre de los ángeles.

Te pido que ruegues por nosotros madre amada, permite a tus ángeles guiarme en este camino, para no perder el rumbo que he decidido seguir, y que en este camino pueda gozar de compañía.

Quiero que des sanidad a mis seres queridos, están en momentos que requieren de un milagro, intercede por ellos para que puedan tener sanidad, en sus enfermedades y dolencias.

Pide a tu hijo para que alivie sus dolores, regalamos tus favores en medio de la enfermedad, que tus milagros lleguen a ellos prontamente, para que sean libres de todos estos males.

Son momentos de extrema aflicción, momentos en donde nuestra fe la depositamos en ti, porque sabemos que tu responderás nuestras súplicas, y la alegría volverá a toda mi familia.

Guíame para no cometer errores, y por mis debilidades caiga en la desesperación, enséñame a tener calma en estos momentos, y esperar pacientemente en ti.

 Ya no puedo más y por eso vengo a ti, porque en ti creo y sé que tienes una solución, tienes el antídoto para sanar y declaro que toda mi familia, está en completa sanidad.

 Tu hijo nos regaló sanidad, y a través de sus llagas obtuvimos este hermoso regalo, por eso te pedimos intercedas por nosotros, ante tu hijo amado quien nos regaló su amor.

 Amada virgen de los ángeles, quiero que toda mi familia te conozca, que sepan que a ti fue a quien intercedió por sanidad, y que tu escuchaste y respondiste  mis plegarias.

 Oh reina de lo alto y madre de los ángeles, eres aclamada por los hombres en la tierra, en ti está nuestra confianza y nuestro cariño, eres parte de nuestras vidas y estas en nuestras oraciones.

 De la misma manera, sabemos que estás, en los cielos llena de gloria, pero no olvidas a tu pueblo y estas de nuestro lado haciendo que caminemos y estemos seguros, que todo lo que pidiéramos con fe que tú responderás,

 Amén.

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s