Lecturas del día y Reflexión al Evangelio de Hoy  miércoles  31 de agosto  de 2022 «Lectio Divina»

“De muchos salían demonios, gritando: “¡Tú eres el Hijo de Dios!”

Anuncios

San Ramón Nonato, Obispo (ML)

Ten piedad de mí, Señor porque te invoco todo el día. Tú, Señor, eres bueno e indulgente, rico en misericordia con aquellos que te invocan.

Sal 85, 3. 5
Anuncios
Invierta en Paraguay
Anuncios
Audios originales tomados de: panversia.com

Primera Lectura

Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Corintios        

1 Cor 3, 1-9

Hermanos: 1 No pude hablarles como a hombres espirituales, sino como a hombres carnales, como a quienes todavía son niños en Cristo. 2 Los alimenté con leche y no con alimento sólido, porque aún no podían tolerarlo, como tampoco ahora, 3 ya que siguen siendo carnales. Los celos y discordias que hay entre ustedes, ¿no prueban acaso, que todavía son carnales y se comportan de una manera puramente humana? 4 Cuando uno dice: «Yo soy de Pablo», y el otro: «Yo de Apolo», ¿acaso no están procediendo como lo haría cualquier hombre?

5 Después de todo, ¿quién es Apolo, quién es Pablo? simples servidores, por medio de los cuales ustedes han creído, y cada uno de ellos lo es según lo que ha recibido del Señor. 6 Yo planté y Apolo regó, pero el que ha hecho crecer es Dios. 7 Ni el que planta ni el que riega valen algo, sino Dios, que hace crecer. 8 No hay ninguna diferencia entre el que planta y el que riega; sin embargo, cada uno recibirá su salario de acuerdo con el trabajo que haya realizado. 9 Porque nosotros somos cooperadores de Dios, y ustedes son el campo de Dios, el edificio de Dios.

P/ Palabra de Dios
R/ Te alabamos Señor
Anuncios

Salmo Responsorial

Sal 32, 12-13. 14-15. 20-21

R/. Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad

Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor,
el pueblo que él se escogió como heredad.
El Señor mira desde el cielo,
se fija en todos los hombres. R/.

Desde su morada observa
a todos los habitantes de la tierra:
él modeló cada corazón,
y comprende todas sus acciones. R/.

Nosotros aguardamos al Señor:
él es nuestro auxilio y escudo.
Con él se alegra nuestro corazón,
en su santo nombre confiamos. R/.

Anuncios

Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Lucas

“También a las otras ciudades debo anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios, porque para eso he sido enviado”

Lc 4, 38-44

Anuncios

En aquel tiempo, 38 al salir Jesús de la sinagoga, entró en la casa de Simón. La suegra de Simón tenía mucha fiebre, y le pidieron que hiciera algo por ella. 39 Inclinándose sobre ella, Jesús increpó a la fiebre y esta desapareció. En seguida, ella se levantó y se puso a servirlos. 40 Al atardecer, todos los que tenían enfermos afectados de diversas dolencias se los llevaron, y él, imponiendo las manos sobre cada uno de ellos, los curaba. 41 De muchos salían demonios, gritando: «Tú eres el Hijo de Dios!». Pero él los increpaba y no los dejaba hablar, porque ellos sabían que era el Mesías.

42 Cuando amaneció, Jesús salió y se fue a un lugar desierto. La multitud comenzó a buscarlo y, cuando lo encontraron, querían retenerlo para que no se alejara de ellos. 43 Pero él les dijo: «También a las otras ciudades debo anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios, porque para eso he sido enviado». 44 Y predicaba en las sinagogas de toda Judea.

P/ Palabra del Señor
R/ Gloria a ti, Señor Jesús

MEDITACIÓN

Él siendo el Médico y la medicina, dará la salud a quienes se lo pidan y Él vea que sea oportuno para su salvación.”

“Ramón nació en Portell, Cataluña, España, a finales del siglo XII cuando la madre ya había muerto; por lo cual fue llamado nonato. Ingresó en la orden de la merced. Durante la realización de una redención, le fueron cerrados los labios con un candado para que no predicara la fe cristiana. Gran devoto de la eucaristía, murió en Cardona, después de recibir el sagrado viático el año 1240”

(La Liturgia Cotidiana, 31/08/2022, pág. 89).

En los gestos de ayuda de Jesús hacia la suegra de Simón enferma, los otros enfermos y posesos, se manifiesta la llegada del Espíritu, quien trae salud, una nueva vida que comienza transformando el mundo. Su poder no se manifiesta destruyendo, sino engendrando vida; su juicio no es castigar, sino ofrecer el perdón a quienes estaban oprimidos por las fuerzas del maligno. El verdadero poder de Jesús sana, cura, libera y convierte. No es un poder que aplasta y oprime, que esclaviza y ata, sino que libera por la fuerza expansiva y transformadora del Amor. Llama la atención en este caso que Jesús a cada uno imponía las manos, respetando a cada enfermo en quien Dios muestra su rostro. Cada persona es única e irrepetible y Dios así nos mira identificándonos por nuestro nombre.

Así, Jesús es el refugio de los necesitados, la misma medicina para los enfermos, el consuelo para los angustiados, pues Él siendo el Médico y la medicina, dará la salud a quienes se lo pidan y Él vea que sea oportuno para su salvación. Recordamos que nos dijo: “Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados y yo los aliviaré” (Mt 11,28). Me viene a la mente a san Agustín, quien tuviera una experiencia de búsqueda de felicidad en las cosas de este mundo y en la filosofía y muchas otras cosas, pero sólo encontró en Dios, él lo dice: “Señor, has hecho nuestro corazón y lo has creado para Ti, de suerte que no halla paz sino que se halla inquieto hasta que no descanse en Ti”. Él es lo más seguro que tenemos, en donde experimentaremos la paz profunda y duradera.

¿Cuál es la relación de Jesús con los poderes malos? Los demonios saben quién es Jesús. En este sentido, que conozcan su nombre está en el plano de la opresión y destrucción de los seres humanos, porque ese conocerle, denota que tiene poder sobre aquello que conoce, pretendiendo inutilizar la obra de Dios, pero Jesús no les deja hablar y les expulsa. Nos enseña que el demonio tiene poder, pero Jesús, siendo Dios, es Todopoderoso, y no podría una criatura ser más poderosa que su Creador. Al tener claro este concepto, no hay motivo alguno para temer a nada ni a nadie. Esto de no hablar con los demonios nos manifiesta que no es necesario empezar a discutir sobre sus pretensiones, pues son ángeles caídos, mucho más inteligentes que nosotros, con intenciones de dañar y pervertir. No dejemos que lo malo prevalezca en medio de nuestras familias y comunidades. Sólo Dios puede sanar todo tipo de enfermedad que quiere impedir a la vida manifestarse siempre. Hay veces que se le da más importancia al diablo que a Dios, y esto pasa porque falta fe y comprensión sobre la identidad y misión de Dios para con nosotros desde la creación hasta la consumación de los tiempos.

Sabemos que la mayoría de las veces el mal se viste de una apariencia buena, con la finalidad de hacer caer en la tentación y alejar a la persona de su camino de salvación. Por ejemplo, una persona que tiene ácido úrico muy elevado, huele que se está fritando una rica milanesa y sabe que no debe comer porque hará que empeore su problema, pero igual cae en la tentación comiendo, la riquísima milanesa. O bien, una persona diabética que cae en la tentación tomando un riquísimo helado muy dulce. Jesús no se detiene a entablar una conversación con alguien que quiere pervertir y engañar, más bien actúa con amor para vencer al maligno y todo lo que salga de él. Por tanto, dejemos a Dios ser Dios en nosotros para que podamos obrar desde su Amor y Misericordia.

Finalmente, las personas quieren monopolizar, retener a Jesús porque respondía a sus necesidades, sin embargo, Él les dice que debe seguir misionando a otra gente también. Deberíamos evaluarnos nosotros sobre nuestra relación con Jesús y la vida cristiana: ¿aceptamos todo de la Iglesia sólo porque responde a nuestras necesidades y problemas, porque nos ayuda a tener tranquilidad psicológica, nos ayuda a tener orden en la familia o el estado, y sanciona normas de conductas que nos parecen provechosas? Eso si es así, sería querer monopolizar o utilizar a la Iglesia, a Jesús, para nuestro provecho particular, sin entender el objetivo de la venida de Jesús al mundo. Por eso, Jesús debe seguir misionando a otras zonas y personas, donde realmente lo acogerán como el Mesías, el Salvador y escucharán su Palabra llevándola a la práctica.

TE PUEDE INTERESAR:

Anuncios

¡Viva María!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s