Oraciones para pedir gracias a través de la intercesión de Santa Teresita del Niño Jesús

Santa Teresa de Lisieux, más tarde conocida como Santa Teresita o Santa Teresa del Niño Jesús,  se distinguió por una vida humilde, dedicada a un amor infinito por Jesús. 

A continuación, algunas oraciones a Santa Teresita del Niño Jesús, que puedes leer o rezar regularmente.

Oración por una lluvia de rosas y de gracias

“Oh bienaventurada Santa Teresita del Niño Jesús, que habéis prometido hacer caer una lluvia de rosas, desde el cielo, dirigid a mí vuestros ojos misericordiosos y escuchadme en mis múltiples necesidades. Grande es vuestro poder porque Dios os ha hecho grande entre los santos del cielo.

Os suplico, pues, oh mi amable protectora, me alcancéis de Dios las gracias que os pido, siempre que sea para mayor honra de Dios y salvación de mi alma. Os suplico de un modo especial que me hagáis participar de las rosas que nos habéis prometido, apartando mi corazón de las vanidades y placeres caducos de esta vida, y enseñándome a amar a Jesús y a María con amor verdadero, para que así pueda un día gozar con vos de la eterna bienaventuranza. Así sea.”


Oración para pedir una gracia específica

“Oh, Teresita del Niño Jesús, por favor junta

una rosa de los jardines celestiales y

envíamela como mensaje de amor.

Florecita de Jesús, pídele hoy a Dios que me

alcance las gracias que yo ahora pongo con

confianza en tus manos.

(Pedir la gracia)

Santa Teresita, ayúdame a creer siempre

-como tú lo hiciste- en el gran Amor que

Dios me tiene, de modo que yo pueda imitar

Tu caminito cada día.

Amén.”

Oración para pedir la intercesión de Santa Teresita

“Amabilísima santa Teresita del Niño Jesús,

ejemplo de pureza, de generosidad y entrega,

que nunca negaste nada a tu amadísimo Jesús, 

ni dejaste de seguir sus pasos,

que hiciste siempre el bien, como el Divino Maestro,

por lo que fuiste premiada con grandes privilegios y dones;

Tú santa bendita, que, conforme a tu promesa,

desde los Cielos, por tus ruegos y poderosa intercesión,

haces descender multitud de favores y milagros

a los que desalentados y afligidos acudimos a ti,

a los que solicitamos confiados tu protección y auxilio,

presenta nuestras plegarias a Dios Padre,

a Dios Hijo y Dios Espíritu Santo,

y con tu asistencia milagrosa

consigue que nuestros deseos sean atendidos.  

Padre Eterno que con infinita misericordia

recompensas a los que con fidelidad escuchan tu palabra

por el amor puro que hacia ti sintió

 la angelical santa Teresita del Niño Jesús,

por sus virtudes, por haber cumplido siempre tu voluntad

y por el amor que nos demostró a los hombres,

derrama hoy sobre mí tus bendiciones,

asísteme con tu divina providencia

y ayúdame en mis difíciles necesidades y problemas,

muéstrate favorable a las súplicas que ella presenta por mi

y concédeme la gracia que tanto preciso:

(pedir el primer favor que se desea conseguir). 

Amén.”

Rezar Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Oración de la mañana de Santa Teresita

“Dios mío, te ofrezco todas las acciones que voy a hacer hoy, por las intenciones y la gloria del Sagrado Corazón de Jesús; quiero santificar los latidos de mi corazón, mis pensamientos y mis obras más sencillas, uniéndolas a sus méritos infinitos, y reparar mis faltas vertiéndolas en el horno de su amor misericordioso.

Dios mío, te pido para mí y para los que quiero, la gracia de cumplir perfectamente tu santa voluntad; de aceptar, por tu amor, las alegrías y las penas de esta vida pasajera, para que un día nos reunamos en el Cielo para toda la Eternidad.

Amén.”

Oración de Santa Teresa de Lisieux por la profesión religiosa

“¡Oh Jesús, divino esposo mío!, que nunca pierda yo la segunda vestidura de mi Bautismo. Llévame antes de que cometa la más leve falta voluntaria. Que nunca busque yo, y que nunca encuentre, cosa alguna fuera de ti; que las criaturas no sean nada para mí y que yo no sea nada para ellas, sino que tú, Jesús ¡lo seas todo…! Que las cosas de la tierra no lleguen nunca a turbar mi alma, y que nada turbe mi paz. Jesús, no te pido más que la paz, y también el amor, un amor infinito y sin más límites que tú mismo, un amor cuyo centro no sea yo sino tú, Jesús mío. Jesús, que yo muera mártir por ti, con el martirio del corazón o con el del cuerpo, o mejor con los dos… Concédeme cumplir mis votos con toda perfección, y hazme comprender cómo debe ser una esposa tuya […]. Que se cumpla en mí perfectamente tu voluntad, y que yo llegue al lugar que tú has ido por delante a prepararme… Jesús, haz que yo salve muchas almas, que hoy no se condene ni una sola y que todas las almas del purgatorio alcancen la salvación… Jesús, perdóname si digo cosas que no debiera decir, sólo quiero alegrarte y consolarte.”

Oración de Santa Teresita para obtener la humildad

“Jesús, cuando eras peregrino en nuestra tierra, tú nos dijiste: «Aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón y sus almas encontrarán descanso».

Sí, poderoso Monarca de los cielos, mi alma encuentra en ti su descanso al ver cómo, revestido de la forma y de la naturaleza de esclavo, te rebajas hasta lavar los pies a tus apóstoles.

Entonces me acuerdo de aquellas palabras que pronunciaste para enseñarme a practicar la humildad:

«Les he dado este ejemplo para que lo que hice con ustedes, ustedes también lo hagan. El discípulo no es más que su maestro…y sabiendo esto, dichosos ustedes si lo ponen en práctica». Yo comprendo, Señor, estas palabras salidas de tu corazón manso y humilde, y quiero practicarlas con la ayuda de tu gracia.

¡Qué manso y humilde de corazón me pareces, amor mío, bajo el velo de la Eucaristía! Para enseñarme la humildad, ya no puedes bajarte más.

Cada mañana tomo la resolución de practicar la humildad, y por la noche reconozco que he vuelto a cometer muchas faltas de orgullo. Al ver esto, me tienta el desaliento, pero sé que el desaliento es también una forma de orgullo. Por eso, quiero, Dios mío, fundar mi esperanza sólo en ti.

Ya que tú lo puedes todo, haz que nazca en mi alma la virtud que deseo. Para alcanzar esta gracia de tu infinita misericordia, te repetiré muchas veces:

¡Jesús manso y humilde de corazón, haz mi corazón semejante al tuyo!

Amén.”

Oración de Santa Teresita por los futuros sacerdotes

“Divino Jesús, escucha la oración que te dirijo para aquél que quiere ser tu misionero: protégelo en medio de los peligros del mundo; hazle sentir siempre más la nada y la vanidad de las cosas pasajeras y la felicidad de saberlas despreciar por tu amor. ¡Qué su sublime apostolado se ejercite, desde ahora, sobre las personas que lo rodean y que él sea un apóstol digno de tu Sagrado Corazón! ¡Oh María, dulce Reina del Carmelo, a ti te confío el alma del futuro sacerdote, del cual yo soy la hermana pequeña e indigna! Dígnate enseñarle, desde este momento, el amor con el que tú tocabas y cubrías al Divino Niño Jesús, para que así él pueda un día subir al Santo Altar, llevando en sus manos al Rey de los Cielos. ¡Te pido, también, que le des amparo bajo tu manto virginal, hasta el momento feliz en que, abandonado este valle de lágrimas, pueda contemplar tu esplendor y gozar, para toda la eternidad, de los frutos de su glorioso apostolado!”

Oración de Santa Teresita para navidad

El siguiente es un extracto de una obra escrita por Santa Teresa, «Los ángeles en el pesebre». Esta es una bella oración que se puede decir en Nochebuena:

“Verbo Dios, gloria del Padre, 

te contemplaba en el cielo, 

y ahora te veo en la tierra

convertido en un mortal.

Niño, cuya luz inunda

a los ángeles que viven en la brillante morada;

vienes a salvar al mundo,

¿quién comprenderá tu amor?

Oh Dios, envuelto en pañales, 

eres el sublime encanto de los ángeles del cielo.

Ante ti, verbo hecho niño, 

me inclino humilde y temblando.

¿Quién comprenderá el misterio

de un Dios convertido en niño? 

¡A la tierra se destierra

el Eterno Omnipotente! 

Jesús, belleza suprema,

responder quiero a tu amor: 

para que veas el mío,

te velaré noche y día.”

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Descarga, Imprime y comparte…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s