«5 de NOVIEMBRE||Santos Zacarías e Isabel, padres de Juan Bautista

Llevaban una vida santa, tenían edad avanzada y sufrían porque no tenían hijos.

Anuncios

Texto original: es.gaudiumpress.org

5 de Noviembre

Año NT

Conmemoración de los santos Zacarías e Isabel, padres de san Juan Bautista, Precursor del Señor. Isabel, al recibir a su pariente María en su casa, llena del Espíritu Santo saludó a la Madre del Señor como bendita entre todas las mujeres, y Zacarías, sacerdote lleno de espíritu profético, ante el hijo nacido alabó a Dios redentor y predicó la próxima aparición de Cristo, que procede de lo Alto.

“Ambos eran justos a los ojos de Dios y seguían en forma irreprochable todos los mandamientos y preceptos del Señor”, afirma San Lucas en su evangelio (Lc. 1,6) sobre San Zacarías y Santa Isabel -padres de San Juan Bautista y tíos de Jesús-, cuya fiesta litúrgica es cada 5 de noviembre.

Tal como describe el Evangelista San Lucas en su primer capítulo, Zacarías pertenecía a la clase sacerdotal de Abdías e Isabel era descendiente de Aarón. Ambos eran de edad avanzada y no tenían hijos porque Isabel era estéril.

Cierto día le tocó a Zacarías ingresar al “Santuario del Señor” para quemar el incienso. Un ángel del Señor se le apareció y le dijo que su esposa le daría un hijo al que llamaría Juan.

“Precederá al Señor con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con sus hijos y atraer a los rebeldes a la sabiduría de los justos, preparando así al Señor un Pueblo bien dispuesto”, le dijo el ángel a Zacarías.

Zacarías le preguntó cómo podía estar seguro de esto porque él y su esposa eran ancianos. A lo que el ángel contestó que él era Gabriel, el que está delante de Dios, y que había sido enviado para hablarle y anunciarle esta buena noticia. Luego le dijo que se quedaría mudo por no haber creído.

Cuando Zacarías retornó a su casa, su esposa Isabel concibió un hijo y ella pensaba: “Esto es lo que el Señor ha hecho por mí, cuando decidió librarme de lo que me avergonzaba ante los hombres”.

Después que el ángel Gabriel se le apareció a la Virgen María, la Madre de Dios fue a ayudar a Isabel, quien al verla, exclamó: “¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor”.

Cuando Juan nació todos se alegraban de la misericordia de Dios. En el día de la circuncisión, todos querían llamarlo como su padre. Sin embargo, Isabel comunicó que se llamaría Juan, Zacarías lo confirmó escribiendo ese nombre en una pizarra y al instante recuperó el habla.

Finalmente el papá de San Juan Bautista, alabando a Dios, pronunció el famoso “Cántico de Zacarías”, una de las oraciones que los sacerdotes y religiosos rezan cada mañana en sus oraciones llamadas “Laudes”.

Sin embargo, hay muchos otros datos interesantes de la vida de ambos.

Irreprochables en los mandamientos del Señor:

San Lucas escribe que ambos eran considerados justos ante el Señor. Siendo Zacarías un sacerdote judío e Isabel descendiente de Aarón, el hermano de Moisés, guardaban los mandamientos y preceptos del Señor con mucho cuidado (Lucas 1, 5-6).

Isabel era estéril:

El milagro del nacimiento de San Juan es que su madre, de avanzada edad, no podía tener hijos, ya que era estéril. Ambos santos compartieron una vida donde solo tenían el uno al otro. Por eso, fue sorprendente que siendo muy viejos, Santa Isabel quede embarazada (Lucas 1, 7).

Zacarías se quedó mudo:

Siendo ambos ancianos y su mujer estéril, Zacarías pecó al no creer al Arcángel Gabriel cuando le anunció, en una visión, el futuro embarazo de su esposa. Ante esto, Dios le hizo quedarse mudo hasta que se cumpla lo que Él mandó (Lucas 1, 19-20).

Isabel pronunció parte del Ave María:

Cuando Santa Isabel se encontró con su prima Santa María, ella alabó a Dios por su poder y bendiciones. Entre sus palabras recitó lo que nosotros conocemos como parte del Ave María. Ella dijo: “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno” (Lucas 1, 42).

El cántico de Zacarías:

Cuando nació su hijo, Zacarías recuperó la voz. Le preguntaron cómo lo llamaría. Él confirmó el nombre que su esposa había elegido: Juan. Cuando pudo hablar recitó una de las oraciones más famosas del cristianismo: El Cántico de Zacarías (Lucas 1, 67 – 79). Este es usado en la oración de las Laudes para agradecer a Dios por un nuevo día.

Pidamos la intercesión de los santos Zacarías e Isabel, para que podamos confiar en Dios y en sus caminos y aprendamos a gozar de sus obras en nuestra vida.

DESCARGA, IMPRIME Y COMPARTE

Para solicitarla, ponte en contacto con nosotros

COMUNICADO DE LA POSTULAZIONE

10/01/2022   
Se han registrado varias denuncias de reliquias del beato Carlos Acutis que no cumplen con los requisitos canónicos ni con la Instrucción de la Congregación para las Causas de los Santos sobre «Las reliquias en la Iglesia: autenticidad y conservación», del 16 de diciembre de 2017.
En particular, reiteramos que para que las reliquias sean auténticas deben llevar un sello de cera y un documento de autentificación con la firma del Postulador. Hay que asegurarse de que no han sido manipuladas o falsificadas.
Nadie más está autorizado a autentificar las reliquias de Carlos Acutis, haciendo una excepción del Obispo de Asís.
Además, le recordamos que las reliquias se conceden gratuitamente, sin ninguna cantidad de dinero a cambio.
Por ello, invitamos a los pastores de la Iglesia a estar atentos al fenómeno de las falsas reliquias, y pedimos la colaboración de sacerdotes, religiosos y laicos para denunciar los casos de fraude o abuso a la Postulación.
Agradecemos a todos los que nos ayuden a frenar un fenómeno tan desafortunado.
 

Dr.Nicola Gori
Postulatore della Causa.

Si quieres Donar para que sigamos creando y creciendo. Abundantes Gracias y Bendiciones https://www.paypal.com/donate/?hosted_button_id=STYYR9CCBWKUC

AURA

La transformación digital es un reto para nuestra Iglesia.

¡Viva María!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s