16 de NOVIEMBRE||Santa Gertrudis

Santa Gertrudis fue tentada por el demonio cuando estaba por morir. El espíritu demoníaco nos reserva una peligrosa y sutil tentación para nuestros últimos minutos.

Anuncios

Texto original: Hozana.org

16 de Noviembre

Año  1256

Su salud no era lo buena que debiera haber sido. Le apenaba no poder asistir a las oraciones de comunidad. Sin embargo, ante su mala salud física mantuvo siempre y en todo instante un enorme equilibrio espiritual e intelectual.

Santa Gertrudis nació el 6 de enero de 1256, cerca de Eisleben, en la región de Sajonia, reino de Germania. Se desconocen sus orígenes familiares: pudo haber sido huérfana, o hija ilegítima, o de condición pobre y servil. En todo caso, existía algún motivo por el cuál era conveniente silenciar su origen en las crónicas del Monasterio.

A los cinco años fue recibida en el Monasterio de Helfta, de la diócesis de Magdeburgo. Esta era una comunidad de “Hermanas grises”, provenientes del Monasterio de Halberstadt, que vivían la Regla de san Benito según los usos cistercienses.

Se educó bajo la guía de Santa Matilde de Hackeborn (1241-1299), mística de gran talla y hermana de la abadesa Gertrudis de Hackeborn. Los nombres de Santa Matilde y Santa Gertrudis Magna son inseparables en la historia de la espiritualidad cristiana. En el Monasterio, convivió también con otra mística, Matilde de Magdeburgo, que había vivido como beguina por más de 30 años y hacia el final de su vida, fue recibida en el Monasterio de Helfta, donde murió entre 1282 y 1292.

En la escuela pupilar de Helfta, Santa Gertrudis recibió la educación clásica de su tiempo: el trivium y el quatrivium, que le aseguraron una sólida cultura literaria, filosófica, teológica y musical. Niña simpática, de temperamento vivo e inteligencia penetrante, aventajaba a sus compañeras, destacando por su inteligencia aguda, su elocuencia y su inclinación a los estudios. Con su encanto y simpatía personal se granjeaba el afecto de todos.

Probablemente al terminar su educación, habría pedido su admisión al Noviciado. Profesaría, según la costumbre, a los 16 años. Los años de su juventud en la vida religiosa, se caracterizaron por la tibieza y la rutina, tanto en sus deberes de monja como en la oración. Tenía otra pasión: el estudio de los clásicos, lo que en su tiempo se llamaba “las artes liberales”. Brillaba por sus dotes naturales: inteligencia, memoria, sociabilidad, afabilidad, persuasión oratoria. En el monasterio era segunda cantora y trabajaba en la copia de manuscritos; participaba con la comunidad de las labores de la huerta y la costura. Ella dice de este período de su vida: “Viví a mi antojo” (L. II,20,1).

Hacia el final de sus 25 años sufrió una crisis profunda, que se resolvió -por medio de una gracia mística- en una conversión radical: la noche del 27 de enero de 1281, Gertrudis tuvo una visión de Jesús resucitado, que cambiaría su vida. A partir de allí, dejó los estudios liberales para dedicarse a una vida interior intensa y a la observancia ferviente de la vida monástica, comenzando a tener frecuentes experiencias místicas, especialmente con ocasión de las celebraciones litúrgicas.

Después de llevar por un tiempo su vida mística en secreto, el Señor reveló a Santa Matilde y a otras personas, las gracias que estaba obrando en Gertrudis, y su vida mística se hizo conocida. Comenzaron a acudir a ella personas de todas las clases, de dentro y de fuera del monasterio, para pedir su consejo y su intercesión. Progresivamente se fue convirtiendo en maestra de oración y de vida espiritual.

Su itinerario espiritual a partir de su conversión, sigue un proceso gradual de interiorización y simplificación. Al comienzo abundan las experiencias sensibles: apariciones, locuciones y otros fenómenos místicos; progresivamente parecen ir prevaleciendo las inspiraciones interiores y luces de entendimiento por sobre las visiones y revelaciones. En la etapa final de su vida casi no recibe “visitas del Señor”, es decir manifestaciones sensibles: la gracia se le comunica directamente a su espíritu, lo que ella experimenta a nivel sensible como pesadumbre y sequedad. También recibe menos frecuentemente las respuestas directas del Señor a los asuntos que ella le consulta, en favor del prójimo; ahora es ella quien debe buscar la respuesta por sí misma “como una esposa que conoce los secretos del Esposo por su gran familiaridad con Él” (L. I,17).

En 1289 recibe la orden del Señor de poner por escrito sus experiencias místicas. Luego de un período de luchas y resistencias, redacta el Memorial de la Abundancia de la Divina Misericordia, que posteriormente constituirá el Libro II del Legatus Divinae Pietatis, obra de recopilación de su experiencia espiritual, redactada bajo su dirección y en parte bajo su dictado. Escribió además los Ejercicios Espirituales y otras obras en alemán –probablemente comentarios a la Sagrada Escritura- que se han perdido.

Durante sus últimos años, las frecuentes enfermedades, comenzaron a privarla cada vez más de la vida regular y del Oficio divino, lo cual era fuente de sufrimiento para ella. Murió a la edad de 45/47 años, entre los años 1301 y 1303, y su nombre desapareció pronto, debido principalmente a la destrucción del Monasterio en 1342. Sus escritos fueron rescatados y publicados primero en alemán, en 1502, y luego en latín, en 1536, adquiriendo rápidamente fama y difusión en toda Europa y en Iberoamérica, y motivando continuas reediciones y traducciones.

Por esta fama y por desconocerse su apellido, se la comenzó a llamar con el apelativo de Magna. En el siglo XVII, a causa de la veneración de que gozaba, la Sede de Roma comenzó a conceder autorizaciones locales para su culto: en 1606 pudieron celebrar su fiesta las monjas benedictinas de Lecce, Italia; en 1609, las monjas de la Concepción de México; en 1654, la Congregación benedictina Casinense; en 1663, la Congregación benedictina Olivetana; en 1670, la Congregación benedictina Lusitana; en 1673, la de San Benito de Valladolid; en 1674 se extendió este privilegio a toda la Orden de San Benito, y finalmente, el 22 de enero de 1678 se dispuso su inscripción en el Martirologio Romano. Su fiesta se aprobó para toda la Iglesia Romana en 1739.

Santa Gertrudis Magna es conocida en la historia de la espiritualidad, como la Santa de la Humanidad de Cristo, porque su espiritualidad y su experiencia mística se centran en el Misterio de la Encarnación del Verbo de Dios. Se la considera teóloga del Sagrado Corazón de Jesús y precursora de su devoción, porque este Misterio ocupa un lugar central en sus Revelaciones y encuentra en sus escritos una expresión viva y ardiente. Se la tiene además por modelo de Espiritualidad Litúrgica, dado que su vida mística, referida siempre a los misterios de la fe celebrados en la Iglesia, manifiesta el desarrollo pleno de las virtualidades ínsitas al Bautismo para todo cristiano, cuyas cimas son la unión transformativa con Dios.

Santa Gertrudis y las Almas del Purgatorio

Las almas pueden, manifestarse de diversos modos ante nosotros; pidiendo por nuestra oración, perdón y acompañamiento. Santa Gertrudis fue una de las personas que recibió revelaciones de Jesús, y una infinidad de gracias a través de las almas. Ella fue un instrumento que Dios les concedió a las almas del Purgatorio, de esta manera se revelaron muchos de sus misterios.

El propio Jesús le reveló a Santa Gertrudis ésta oración, diciéndole que Él liberaría miles de almas del Purgatorio cada vez que se dijera: «Eterno Padre, te ofrezco la preciosísima Sangre de Tu Divino Hijo Jesus, en unión con todas las Misas celebradas hoy día a través del mundo, por todas las Benditas Almas del Purgatorio, por todos los pecadores del mundo». Amén.

Santa Gertrudis fue tentada por el demonio cuando estaba por morir. El espíritu demoníaco nos reserva una peligrosa y sutil tentación para nuestros últimos minutos. Como no pudo encontrar un asalto lo suficientemente inteligente para ésta Santa, él pensó en molestarla en su beatífica paz mencio¬nándole que iba a pasar larguísimo tiempo en el Purgatorio, puesto que ella desperdició sus propias indulgencias y sufragios en favor de otras almas.

Pero Nuestro Señor, no contento con enviar Sus Ángeles y las miles de almas que ella había liberado, fue en Persona para alejar a Satanás y confortar a su querida Santa. Él le dijo a Santa Gertrudis que a cambio de lo que ella había hecho por las almas benditas, la llevaría directo al Cielo y multiplicaría cientos de veces todos sus méritos.

Las almas tienen en nosotros a quienes pueden ayudarlas a sufrir menos, por lo que buscan que tengamos presente su existencia, su dolor y sufri¬miento, y también su bendición de ser almas que ya están salvadas. Cuando un familiar nuestro fallece, debe ser motivo de inmensa alegría pensar que el alma está en el Purgatorio, que se ha salvado. Pero también, y mucho más importante aún, es la necesidad urgente y apremiante de orar e implorar a Dios por esta alma, para que sea liberada.

Cuando un alma tiene que purgar las penas derivadas de lo que le hizo a alguien que aún está vivo (falta de amor u ofensas), tiene en el perdón de esa persona el modo directo de acortar el sufrimiento. Por eso es que las almas están particularmente atentas a la oración de estos familiares o amigos con los que mantienen ataduras originadas en la falta de amor que tuvieron en vida. Buscan el perdón, el restablecimiento de la cadena de amor que no sólo ayuda al alma purgante, sino al que está en la tierra aún, porque el rencor, el resentimiento y el odio dañan a esa alma también.

Es nuestra obligación suprema, como cristianos, ayudar a las Almas del Purgatorio a ser liberadas con prontitud. No sólo las de nuestros familiares y amigos están allí, esperando nuestra ayuda, sino las de millones de almas que agradecerán multiplicando por mil los favores recibidos, cuando entren al Reino y puedan interceder por nuestras propias almas ante Dios. La forma más efectiva es pedir Misas por ellas, la Sagrada Eucaristía, la Sangre de Cristo es el modo más poderoso de liberarlas.

La oración por las Benditas Almas del Purgatorio es el acto más mara¬villoso de amor que un alma puede dar. Orar por ellas es una demostración de fe en el Reino prometido por Jesús, es una prueba de amor por aquellos que más lo necesitan ya que nada pueden hacer por cuenta propia para acortar sus penas, y es un gesto de unión en la Comunión de los santos, de la Iglesia peregrina en la tierra

DESCARGA, IMPRIME Y COMPARTE

Para solicitarla, ponte en contacto con nosotros

COMUNICADO DE LA POSTULAZIONE

10/01/2022   
Se han registrado varias denuncias de reliquias del beato Carlos Acutis que no cumplen con los requisitos canónicos ni con la Instrucción de la Congregación para las Causas de los Santos sobre «Las reliquias en la Iglesia: autenticidad y conservación», del 16 de diciembre de 2017.
En particular, reiteramos que para que las reliquias sean auténticas deben llevar un sello de cera y un documento de autentificación con la firma del Postulador. Hay que asegurarse de que no han sido manipuladas o falsificadas.
Nadie más está autorizado a autentificar las reliquias de Carlos Acutis, haciendo una excepción del Obispo de Asís.
Además, le recordamos que las reliquias se conceden gratuitamente, sin ninguna cantidad de dinero a cambio.
Por ello, invitamos a los pastores de la Iglesia a estar atentos al fenómeno de las falsas reliquias, y pedimos la colaboración de sacerdotes, religiosos y laicos para denunciar los casos de fraude o abuso a la Postulación.
Agradecemos a todos los que nos ayuden a frenar un fenómeno tan desafortunado.
 

Dr.Nicola Gori
Postulatore della Causa.

Si quieres Donar para que sigamos creando y creciendo. Abundantes Gracias y Bendiciones https://www.paypal.com/donate/?hosted_button_id=STYYR9CCBWKUC

AURA

La transformación digital es un reto para nuestra Iglesia.

¡Viva María!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s