Lecturas del día y Reflexión al Evangelio de Hoy  MARTES 10 DE ENERO DE 2023 «Lectio Divina»

“¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espíritus impuros, y éstos le obedecen!”

Anuncios

PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

He visto sentarse sobre el trono celestial a un hombre, a quien los ángeles adoran, mientras cantan a una voz: Este es aquel cuyo poder permanece para siempre.

Anuncios
Audios originales tomados de: panversia.com

Primera Lectura

Lectura de la Carta a los Hebreos

Hb 2, 5-12

Dios no ha sometido a los ángeles el mundo venidero del que nosotros hablamos. Acerca de esto, hay un testimonio que dice: “¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él, el ser humano para que te ocupes de él?

Por poco tiempo lo pusiste debajo de los ángeles y lo coronaste de gloria y esplendor. Todo lo sometiste bajo sus pies”.

Si Dios le ha sometido todas las cosas, nada ha quedado fuera de su dominio.

De hecho, todavía no vemos que todo le está sometido.

Pero a aquel que fue puesto por poco tiempo debajo de los ángeles, a Jesús, ahora lo vemos coronado de gloria y esplendor, a causa de la muerte que padeció. Así, por la gracia de Dios, Él experimentó la muerte en favor de todos.

Convenía, en efecto, que aquel por quien y para quien existen todas las cosas, a fin de llevar a la gloria a un gran número de hijos, perfeccionara, por medio del sufrimiento, al jefe que los conduciría a la salvación.

Porque el que santifica y los que son santificados, tienen todos un mismo origen. Por eso, él no se avergüenza de llamarlos hermanos, cuando dice: “Yo anunciaré tu Nombre a mis hermanos, te alabaré en medio de la asamblea”.

P/ Palabra de Dios
R/ Te alabamos Señor
Anuncios
Anuncios

Salmo Responsorial

Sal 8,2a.5.6-7.8-9

R/. Diste a tu Hijo el mando sobre las obras de tus manos

¡Señor, dueño nuestro,
qué admirable es tu nombre en toda la tierra!
¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él,
el ser humano, para darle poder? R/.

Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y dignidad,
le diste el mando sobre las obras de tus manos. R/.

Todo lo sometiste bajo sus pies:
rebaños de ovejas y toros,
y hasta las bestias del campo,
las aves del cielo, los peces del mar,
que trazan sendas por el mar. R/.

Anuncios
Anuncios

Evangelio

Lectura del santo Evangelio según San Marcos

Mc 1, 21-28

“¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno?.”
Anuncios

En Cafarnaúm, cuando llegó el sábado, Jesús fue a la sinagoga y comenzó a enseñar. Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas.

Y había en la sinagoga un hombre poseído de un espíritu impuro, que comenzó a gritar; «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios».

Pero Jesús lo increpó, diciendo: «Cállate y sal de este hombre».

El espíritu impuro lo sacudió violentamente, y dando un alarido, salió de ese hombre. Todos quedaron asombrados y se preguntaban unos a otros: «¿Qué es esto?

¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espíritus impuros, y estos le obedecen!».

Y su fama se extendió rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea.

P/ Palabra del Señor
R/ Gloria a ti, Señor Jesús

MEDITACIÓN

Nos invita a sentir y vivir lo que predicamos, como también a predicar lo que vivimos”

Jesús se pone a enseñar en la sinagoga en Cafarnaúm, se da a conocer.  Es significativo que vaya a enseñar desde un templo, desde la sinagoga, mostrándonos que es lo más importante que hay que hacer: enseñar, anunciar al Buena Noticia, la gran novedad que nos está trayendo para una nueva vida. Ciertamente trae la presencia del Reino, construyendo humildemente, enseñando con autoridad (con coherencia entre lo que dice y lo que hace y, sobre todo, todo aquello que dice se va concretando, nada ni nadie detiene esa acción de su Palabra que es viva y eficaz) y expulsando lo que fuera algo malo para el ser humano, particularmente al espíritu impuro que lo único que querrá es destruir a la persona humana. Es fascinante cuando ordena al espíritu para que haga silencio y salga, pues le obedece a lo que Jesús le está pidiendo. Nadie puede atajar esa fama de la Presencia de Jesús y de la autoridad de su Palabra por los resultados que se veían.

¿Dónde está la autoridad de Jesús? La mayor fuerza está en su Palabra y en sus obras. Vence al maligno (y el mal que provenga de él) y su arma sabemos que es la cruz y su victoria está en su muerte en esa cruz. Encontramos que el Evangelio nos constata que Jesús hizo lo que enseñó (cf. Hch 1,1). Incluso cuando pide a sus discípulos alguna cosa es porque Él primero lo concretó o experimentó, así por ejemplo, si les pide la cruz es porque Él la lleva y lo de la muerte Él la probó. Esto nos da la garantía del testimonio de quien nos pide ser sus discípulos. Nos toca seguir sus huellas, mejor: seguirlo y entrar en su vida pasando por lo que Él pasó, y por lo que pasaron los suyos a lo largo de los siglos, transitando por este mundo con su fe a cuestas hacia el Padre.

Si estamos cansados o con molestias, es tiempo de clavar la mirada en Jesús porque tiene el poder del Padre y con ese poder divino puede dominar todas las cosas y hasta el mundo está bajo su dominio: “Todo lo sometiste debajo de tus pies. Si Dios le ha sometido todas las cosas, nada ha quedado fuera de su dominio” (Hb 2,8). ¿Qué hace Jesús con el poder de Dios? Emplea este poder y autoridad no para subyugarnos o someternos, sino para comunicarnos el gran amor del Padre y liberarnos del poder del enemigo Satanás, que busca obstaculizar nuestro proceso de camino hacia el Padre. “Tanto amó Dios al mundo, que envió a su único Hijo no para juzgar al mundo, sino para que todo el que crea en Él tenga vida eterna” (Jn 3,16). Muestra con su vida lo que está hablando. Quien habla con autoridad es aquel que no sólo sabe lo que está diciendo, sino fundamentalmente es vivir en coherencia con lo que está diciendo. Cuando la persona está llena de Dios y es coherente, todo lo expresa con amor, con sabiduría, con ardor. Es decir, nos invita a sentir y vivir lo que predicamos, como también a predicar lo que vivimos. Si vamos a hablar de la fe a las personas, es importante que se escuche de verdad a un creyente, eso seduce el corazón. Por eso todos estaban asombrados de la enseñanza de Jesús. Como servidores del Señor, predicamos a Jesucristo, y porque lo predicamos, lo debemos hacer con amor por predicar al Amor mismo.

Recordamos que nuestro mundo cree más a los testigos que a los maestros y escuchan a los maestros o predicadores cuando se les ve que son testigos del único Amor: Jesucristo. Seguramente nos ha pasado que porque le hemos escuchado y visto la experiencia de una persona con fe auténtica, hemos sido interpelados y emprendido un camino de encuentro con Dios, que si bien en sus inicios haya sido desde una fe como la de un niño, con el tiempo eso va creciendo hasta el punto de ir madurando y ser capaces de dar la vida por Cristo, no importa ya el cómo, sino con la convicción cierta de que estamos en el camino correcto porque Cristo no nos pide nada, sino que nos dona todo lo necesario para que seamos felices y respondamos con generosidad a los grandes desafíos de nuestro tiempo. La autoridad y el poder de Jesús hacen que expulse hasta a los demonios, éstos temen su Presencia y se ven obligados a obedecer lo que les ordene. Lo fundamental para nosotros es no apartarnos de Jesús, aunque el demonio haga mucho ruido y quiere amedrentar, porque quien tiene a Jesús nada ni a nadie teme. Como decía santa Teresa: “Sólo Dios basta”. San Pablo nos dijo: “Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?”, lo fundamental, por tanto, es tenerle a Dios plenamente en nuestra vida y llevar a la práctica su Palabra. Siempre con sencillez, siendo pequeños, humildes, pero astutos a la vez, para comunicar el gran Amor de Dios que se ha manifestado y se sigue manifestando en Cristo, mostrándonos su rostro humano a través de tantas personas que son sufrientes de nuestro tiempo

CÓMO SOLICITAR LA RELIQUIA EN PEREGRINACIÓN

Anuncios

¿Quieres unirte a Unpasoaldia, portal web católico, y hacer que contenido católico llegue a más personas? ¡¡¡Te estamos esperando!!!

Únete a nosotros con:

* tus escritos, audios, videos o noticias de contenido católico,
* tus ideas, homilías u otros recursos religiosos, o
* alguna otra forma de aporte.
Escribiéndonos a: contactounpasoaldia@gmail.com

Si quieres Donar para que sigamos creando y creciendo. Abundantes Gracias y Bendiciones https://www.paypal.com/donate/?hosted_button_id=STYYR9CCBWKUC

DESCARGA, IMPRIME Y COMPARTE

¡Viva María!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s